Hallan en El Turuñuelo de Guareña los primeros tejidos de lana de la península

Este año no ha habido campaña de excavación, pero se siguen estudiando los objetivos hallados. :: P.F./
Este año no ha habido campaña de excavación, pero se siguen estudiando los objetivos hallados. :: P.F.

Los materiales encontrados fueron utilizados en ceremonias de sacrificio por parte de los tartesos

PEDRO FERNÁNDEZGUAREÑA.

Este año no ha habido campaña de excavación en Casas del Turuñuelo, sin embargo, se continúa trabajando en el análisis de los objetos encontrados en este yacimiento situado en el término municipal de Guareña. Este verano se acaba de dar a conocer precisamente uno de los principales hallazgos: El Turuñuelo alberga los primeros tejidos de lana y sarga de los que se tiene conocimiento en la península ibérica.

La revista Antiquity, dedicada a la arqueología, ha publicado en su número de agosto un artículo firmado por los dos codirectores del yacimiento, Sebastián Celestino y Esther Rodríguez, junto a Margarita Gleba y Beatriz Marin-Aguilera, que aparece como autora principal, en el que se da cuenta de este descubrimiento.

Los tejidos, que habrían sido utilizados en un ritual, fueron encontrados junto a 24 espirales de huso y 36 pesos de telar.

Los trabajos en este yacimiento del término municipal de Guareña comenzaron en 2014

En medio de los restos de animales encontrados en el patio del Turuñuelo, algo sorprendente llamó la atención a los arqueólogos Celestino y Rodríguez. Entre las ofrendas excavadas en este yacimiento de finales de la Edad de Hierro se encontraron los tejidos de lana y de sarga, seguramente los más antiguos conocidos de la península ibérica. Se trata de textiles que eran extremadamente valiosos, realizados con hilos muy finos.

Según ha explicado Esther Rodríguez a HOY, estos tejidos proceden del patio, el vestíbulo y la estancia 100 del edificio del Turuñuelo. Aparte de que se hayan conservado los tejidos, la importancia del hallazgo es que «en El Turuñuelo se conservan tanto los tejidos como el instrumental empleado para tejer, lo que permite reconstruir la cadena completa de producción».

Por su parte, la arqueóloga Marín-Aguilera ha destacado «la increíble diversidad de la colección textil, con tejidos de lino, lana, y alfombras de esparto, así como su inestimable valor para la época, pues la calidad de los tejidos es muy fina» .

Casas del Turuñuelo es el único sitio del Mediterráneo occidental que hasta ahora ha proporcionado pruebas de la existencia de un determinado tipo de sacrificio, en cuya liturgia se combinaba la muerte de animales, el consumo de alimentos y bebidas y la consagración de textiles y objetos preciosos.

El descubrimiento de estos tejidos aporta una información muy valiosa para los expertos sobre las prendas utilizadas en la península ibérica hace 2.500 años. Se consiguen, por tanto, nuevos datos de la cultura tartesa.

Hay que recordar que en el año 2017 ya se conoció la aparición de restos de 17 caballos, dos cerdos, y tres vacas utilizados también en rituales de sacrificio.

Los trabajos en este yacimiento comenzaron con pequeñas catas en 2014, tras su descubrimiento en un campo de arroz, con unas dimensiones de una hectárea. La Junta de Extremadura ha intentado la adquisición de la propiedad, pero aún no ha fructificado. Está considerado como el más importante yacimiento de la cultura tartésica que existe en la península ibérica. Los tartesos se asentaron en el suroeste entre los siglos VIII y IV a.C.