Estirpe Negra, de Fregenal, logra los permisos para vender ibérico a China

Tras Montesano, es la segunda cárnica de la región que lo consigue; Señorío de Montanera será la siguiente

C. J. VINAGRE

MÉRIDA. El mercado chino abre sus puertas a una segunda empresa de cerdo ibérico radicada en Extremadura. Estirpe Negra, del grupo Argal, asentada en Fregenal de la Sierra, consigue la autorización de China para poder exportar sus productos ibéricos y elaborados cárnicos curados. Solo 35 industrias españolas disponen ahora de esa autorización. Una de ellas es Montesano, afincada en Jerez de los Caballeros, que empezó a mandar ibérico a ese país asiático en 2008.

«Estamos muy satisfechos. Conseguir esa autorización para exportar a China ha supuesto superar unos niveles altos de exigencia tanto en calidad sanitaria como alimentaria. Desde que pedimos ese permiso hasta ahora que lo hemos conseguido han pasado cinco años. Es para estar muy contentos», resume Antonio Cordero, director de negocio de Estirpe Negra a HOY.

Los permisos para vender a China llegan en un momento en el que la demanda por los productos del cerdo se ha disparado en ese vasto territorio. Los chinos son grandes consumidores de cerdo y la eclosión de la peste porcina en su país ha dejado muy diezmada su red de abastecimiento cárnico.

La empresa del grupo Argal factura en la región unos 70 millones y da empleo a 110 trabajadores

Además, desde finales del año pasado, las empresas de cerdo ibérico y blanco de España ya pueden vender jamones con hueso y embutidos a China. Hasta entonces podían exportar carne de cerdo siempre que fuera congelada o deshuesada y que hubiera sido curada durante un mínimo de 313 días.

«Es una gran oportunidad. En China hay una incipiente clase media que está conociendo y consumiendo cada vez más el cerdo ibérico. Eso genera unas altas expectativas», resalta Cordero.

«El jamón con hueso va a despegar realmente en el mercado internacional. Y China es un gran mercado. Por eso cada vez más empresas están intentando obtener los permisos para exportar allí», agrega Jaime García, director comercial de Montesano, la primera empresa del porcino que desde Extremadura logró llevar sus productos en Asia.

Estirpe Negra, que elabora tanto derivados del cerdo ibérico como blanco, pertenece al grupo Argal. La fábrica de Fregenal cuenta con una plantilla media de unos 110 trabajadores y factura anualmente entre 60 y 70 millones de euros. Todo el grupo Argal tiene una facturación que supera los 300 millones.

«Estamos creciendo y elaborando productos de alta calidad que el mercado los está valorando. Exportamos a decenas de países, entre ellos Brasil, México, Corea o Japón. Que a partir de ahora podamos llegar a China es un salto tremendo», sentencia su director de negocio.

La tercera empresa extremeña de ibérico que puede contar con la autorización para el mercado chino es Señorío de Montanera. La industria, con instalaciones en Badajoz y Salvaleón, es optimista. «Creo que los tendremos pronto. Esa es la previsión que manejamos», avanza su presidente, Francisco Espárrago.