Una apuesta por el turismo tranquilo

Álvaro Sánchez. :: s. a./
Álvaro Sánchez. :: s. a.

Álvaro Sánchez ha montado 'En Ruta Siberia', una empresa que organiza rutas ornitológicas, de naturaleza, de patrimonio, históricas, culturales o combinadas por la comarca

SANTI ARJONATALARRUBIAS.

Álvaro Sánchez Arribas tomó hace 25 años la decisión de cambiar su Madrid natal por La Siberia y nunca se he arrepentido. Se formó como maestro y ejerció la enseñanza durante 15 años, sin olvidar nunca la pasión que ha sentido desde pequeño por la naturaleza en todas sus formas. Cuando Madrid, la gran ciudad, comenzó a asfixiarle, casi por casualidad, sin planes y sin tener claro qué se iba a encontrar, se perdió por La Siberia y un lugar en concreto le atrapó: Puerto Peña, en el corazón de la comarca y ahora en el suyo.

En 1995 se hizo cargo del cámping de Puerto Peña situado en el término municipal de Talarrubias, en las estribaciones del embalse de García de Sola. Desde entonces, y durante 24 años le situó como un referente en la comarca y en Extremadura acogiendo durante su temporada de apertura a centenares de campistas de la región, de España y toda Europa.

Tras el cierre de las instalaciones del cámping debido a la necesidad de reforma de las infraestructuras y ante la pasividad de la Junta de Extremadura decidió poner en marcha un proyecto nuevo, no tenía definidas las directrices, pero sí tenía claro que la naturaleza debía ser su centro inexcusable.

Desde que el cámping cesó su actividad comenzó a diseñar su plan, y desde hace tres meses empezó a ver la luz lo que él define como «turismo tranquilo y sostenible». Sus motivaciones para iniciar esta nueva andadura son «además de la obligación tras tener que dejar el cámping me motiva el que sigo creyendo que esta comarca es diferente a cualquier otra en España y en Europa, la variedad de paisajes, la naturaleza que tiene. Llego a esta conclusión después de que en 24 años en el cámping muchas personas han repetido varias veces, si vienen desde Holanda a pasar un mes en esta comarca es por algo».

Álvaro piensa que los habitantes de la comarca de la Siberia no aprecian en su totalidad la riqueza del lugar, pero no por otra cosa más que «la costumbre de ver todos los días estos tremendos paisajes, los cuales descubre el visitante foráneo que no piensa que en esta zona pueda haber la diversidad que hay». 'En Ruta Siberia' consiste en «facilitar el conocimiento de diferentes aspectos de la comarca por lo que está más enfocado al turista de fuera, sin descuidar a los habitantes de la comarca que quieran ahondar más en rutas de naturaleza. Para ello ofrecemos información turística y una serie de rutas que acerquen al visitante la comarca, facilitándoles incluso información sobre alojamientos y lugares donde hospedarse». Es por ello que Álvaro se plantea como método de crecimiento «la colaboración entre todos, casas rurales, hospederías, locales de restauración y hostelería, ya que al fin y al cabo esto es un bien para todos».

Siete rutas

Actualmente existen siete rutas con «previsión de ampliación. No vamos a centrar nuestra actividad en un único tipo de turista ya que contamos con rutas ornitológicas, de naturaleza, de patrimonio, históricas, culturales o combinadas. Aunque nuestro sistema de trabajo se desarrolla con el traslado de los clientes a los lugares seleccionados y contamos con un guía no somos una agencia turística al uso, y lo digo porque no tenemos una hoja de ruta que cumplir, ni prisas, y sabiendo que la naturaleza es imprevisible muchas veces observaremos cosas que no estaban previstas y para ello detendremos nuestra marcha y chalaremos sobre ello. Además, nuestros grupos están limitados a un máximo de siete personas lo que los hacen ser dinámicos, cercanos y participativos».

Otras alternativas que ofrece el proyecto son «por ejemplo las de hacer rutas a medida, es decir si al visitante no le apetece hacer una visita exclusivamente ornitológica y la quiere combinar con una ruta cultural se le hacemos a medida gustosamente, y con el tiempo iremos incluyendo más como paseos en barco por el embalse de García de Sola». Álvaro comenta «que a pesar de que cada estación del año ofrece unos paisajes distintos de la Siberia, y de que todos tienen sus encantos, la mejor, dice, es el invierno».