La viuda de Sala reflejó en un diario sus diferencias con su yerno e hijas

Miguel López, investigado como presunto autor del asesinato de su suegra María del Carmen Martínez./
Miguel López, investigado como presunto autor del asesinato de su suegra María del Carmen Martínez.

El manuscrito fue entregado por una hermana de la víctima a la Policía y ha sido incorporado a las diligencias penales abiertas tras su asesinato

EFEalicante

La viuda del expresidente de la CAM Vicente Sala, María del Carmen Martínez, reflejó en un diario personal las diferencias que mantenía con sus hijas y su yerno Miguel López, único sospechoso de su asesinato, según han confirmado hoy fuentes próximas al caso.

Ese manuscrito fue entregado por una hermana de la víctima a la Policía y ha sido incorporado a las diligencias penales abiertas tras el asesinato de María del Carmen Martínez por el titular del Juzgado de Instrucción 7 de la ciudad, José Luis de la Fuente.

En sus anotaciones, la viuda de Vicente Sala dejó constancia de su malestar por los enfrentamientos surgidos con sus tres hijas y el marido de la menor de ellas a causa del control de las empresas familiares.

Mientras tanto, el sospechoso del crimen, Miguel López, ha comparecido de nuevo esta mañana en el juzgado que le investiga para firmar, como hace cada lunes desde el pasado 20 de marzo, cuando quedó en libertad tras pagar una fianza de 150.000 euros, según las fuentes consultadas.

La decisión de excarcelarlo fue adoptada por el propio juez instructor y ha sido recurrida ante la Audiencia de Alicante tanto por la fiscalía como por la acusación particular que ejerce el único hijo varón de la fallecida, Vicente Jesús Sala.

Asesinada el 9 de diciembre

La viuda del expresidente de la CAM falleció el pasado 9 de diciembre tras recibir dos disparos en el concesionario de coches familiar, Novocar, que su yerno regentaba. Dos meses después, el pasado 8 de febrero, la Policía Nacional detuvo a Miguel López como presunto autor material del crimen de su suegra.

El sospechoso negó su participación en los hechos ante el magistrado, pero éste ordenó su ingreso en prisión provisional, situación en la que ha permanecido durante 39 días.

La investigación judicial se encuentra ya en la recta final, según las mismas fuentes, a falta de esperar el resultado de algunas diligencias de prueba como el análisis de unos restos de ADN hallados en una mano de la víctima o las llamadas que presuntamente hizo López con una tarjeta de móvil del tipo prepago.