Patxi López rechaza «una guerra de avales» contra Pedro Sánchez y Susana Díaz

Patxi López./
Patxi López.

El exlehendakari apuesta por «escuchar» a la militancia en lugar de hacer grandes mítines

EPVILAGARCÍA DE AROUSA

Patxi López, exlehendakari y candidato a la Secretaría General del PSOE, ha rechazado este domingo iniciar "una guerra de avales" contra Pedro Sánchez y Susana Díaz, sus dos rivales en una campaña de las elecciones primarias cuyo acto más reciente ha servido para estas declaraciones del aspirante vasco en la localidad de Vilagarcía de Arousa (Pontevedra).

"No creo que esto sea una guerra de avales: no es lo mismo avalar que votar", ha defendido Patxi López ante los periodistas, explicando que el objetivo de la campaña de primarias es "convencer" a los militantes de "cuál es la mejor opción para el futuro" del Partido Socialista.

Por ello, ha asegurado que él recogerá los avales necesarios para continuar en la pugna electoral. Y es que lo que busca, ha remarcado otra vez, no es participar en "una especie de carrera" contra Pedro Sánchez y Susana Díaz, sino conseguir esos avales que le permitan ser candidato oficial y seguir con la campaña.

En esta línea, ha opinado que no se trata de hacer mítines en los que uno "concentra" a la gente, sino de ir a las casas del pueblo y a las sedes del PSOE para "establecer conversaciones abiertas" con la militancia. "Tienen derecho a ser escuchados", ha reivindicado Patxi López, quien ha hecho hincapié en que no se trata sólo de decidir quién será el próximo secretario general del partido, si no decidir cómo será el PSOE.

Preguntado por cómo se siente en territorio gallego, ha dicho que está "francamente cómodo allí donde haya militantes socialistas". "En todas partes", ha manifestado el exlehendakari, quien ha dejado claro que la militancia del PSOE "no quiere un partido roto" ni "un choque de trenes" entre candidatos. Por ello, ha apostado por unas primarias que "unan" y que no "dividan".

Tras subrayar la necesidad de "escuchar" a la militancia, y preguntado directamente por si cree que Sánchez y Díaz lo hacen, ha señalado que ellos "hacen mítines y hablan", mientras que él habla pero, "sobre todo", escucha.

El proyecto que él propugna es una "izquierda razonable y creíble" que sea "capaz de transmitir seguridad a la ciudadanía" y de "transformar las instituciones". De este modo, apuesta por un PSOE "unido, fuerte y con capacidad de definir un proyecto que atraiga a la mayoría progresista".

«Un problema de división»

Y es que, en su opinión, el Partido Socialista tiene "un problema de división y definición". Para la primera, ha defendido, sólo hay una receta, que es "la unidad y ser capaces de integrar". Por ello, cree que "más importante que lo que pase el día de las primarias es ver qué se hace al día siguiente". "Se trata de ver cómo integramos las diferentes sensibilidades en torno a una dirección compartida y a un proyecto colectivo", ha destacado.

Por su parte, el problema de definición se cura, a su juicio, con un proyecto "claro de izquierdas y sin complejos", cuyo objetivo "no sea pactar con Podemos, sino ganar al Partido Popular". Así las cosas, Patxi López rechaza "ir al centro" y "buscar alianzas con otras izquierdas".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos