Osuna volvería a ganar en Mérida y rozaría la mayoría absoluta

Osuna volvería a ganar en Mérida y rozaría la mayoría absolutaGráfico

Una encuesta de Sigma Dos apunta que IU se mantendría con dos concejales y Mérida Participa perdería sus dos ediles

Juan Soriano
JUAN SORIANO

El socialista Antonio Rodríguez Osuna revalidaría la victoria conseguida en las elecciones locales de 2015 de celebrarse hoy unos nuevos comicios. Una encuesta realizada por Sigma Dos para HOY señala que el PSOE volvería a ser la fuerza más votada en Mérida. Además, aunque perdería votantes, podría aumentar su representación y quedarse a un concejal de la mayoría absoluta.

Por su parte, el PP empeoraría su resultado de 2015, lo que situaría a Ciudadanos a las puertas de ser la segunda fuerza en la ciudad. IU mantendría sus dos concejales, mientras que Mérida Participa, la marca de Podemos, desaparecería del Pleno.

Más

El sondeo de Sigma Dos consta de 400 entrevistas telefónicas y se realizó del 22 al 28 de mayo, unos días antes de que se aprobaran los Presupuestos municipales para 2018 gracias al apoyo de IU y Mérida Participa. Una muestra de que, pese a gobernar en minoría, el PSOE está consiguiendo sacar adelante la legislatura. El sondeo evidencia que la Alcaldía en minoría no supone un desgaste para los socialistas, que incluso podrían mejorar el resultado de las últimas municipales.

Osuna obtendría once o doce concejales pero volvería a tener varias opciones para pactar

Los datos de intención de voto recogidos en la encuesta apuntan a que Osuna podrá seguir gobernando en Mérida, aunque de nuevo en minoría. En 2015 obtuvo el 42,1% de los apoyos, lo que le reportó once concejales y permitió al PSOE recuperar la Alcaldía tras cuatro años de mandato del PP. Ahora sufriría un ligero retroceso y caería al 39,6%. Sin embargo, esto no se traduciría en una pérdida de concejales, sino que podría repetir o incluso ganar uno.

Esta subida obedece al nuevo reparto del resto de ediles hasta completar los 25 que forman la corporación emeritense. En 2015 el PP obtuvo la segunda posición al obtener el 28,3% de los votos, lo que le concedió ocho ediles. Fue un gran retroceso para Pedro Acedo, que en 2011 logró la mayoría absoluta con trece concejales y casi el 45% de los apoyos. Ahora acentuaría esa caída y se quedaría con el 22,6%, prácticamente la mitad que hace siete años. Esto supondría obtener seis concejales. Hay que tener en cuenta que aún no se conoce quién será el candidato popular en los próximos comicios. Además, la presente legislatura no está siendo fácil, como quedó de manifiesto el pasado mes de octubre con las dificultades para ocupar una plaza de concejal tras la dimisión de Raquel Bravo.

Antonio Rodríguez Osuna y Pedro Acedo, en el despacho de Alcaldía
Antonio Rodríguez Osuna y Pedro Acedo, en el despacho de Alcaldía / HOY.es

Como tercera fuerza, pero cerca de ser la segunda, aparece Ciudadanos. En los pasados comicios ya obtuvo esa posición, pero con el 7,7% de los votos. Ahora casi multiplica ese resultado por tres y se sitúa con un 21,3%. Eso le permitiría pasar de dos ediles a cinco o seis, con lo que se colocaría a la altura del PP. Algo significativo si se tiene en cuenta que los dos concejales de la formación fueron expulsados del partido a pocos meses de iniciar la legislatura por un enfrentamiento público, lo que ha reducido el peso de su agrupación en la política local. Esto pone de manifiesto que la marca de Albert Rivera también tiene tirón en el ámbito local pese a no contar con un candidato definido para las municipales de 2019.

IU y Podemos

En cuanto a los partidos minoritarios, la encuesta de Sigma Dos coloca a Izquierda Unida como cuarta fuerza con representación municipal y con capacidad de seguir teniendo un papel decisivo. En los comicios de 2015 obtuvo la quinta posición con el 7% de los votos, lo que le permitió mejorar el resultado de 2011 y pasar de uno a dos concejales. Ahora mantendría ese resultado e incluso lo mejoraría, llegando al 7,6%. Esto le permitiría mantener sus dos ediles, lo que evidencia el apoyo estable que tiene la formación liderada por Álvaro Vázquez. Sin embargo, aún se desconoce el futuro de la coalición ante un posible acuerdo con Podemos, por lo que tampoco se sabe quién sería su candidato.

Como sucede en el ámbito nacional, en teoría la formación morada debería liderar una nueva candidatura de partidos de izquierda a las próximas municipales. Pero el sondeo de Sigma Dos pone de manifiesto que Podemos sería en Mérida la parte más débil de ese pacto. En 2015 emergió como nueva fuerza en la Corporación municipal y, tras lograr el 7,3% de los apoyos, se alzó con dos concejales bajo la marca Mérida Participa con Ramón Carbonell como número 1. Pero ahora se quedaría en el 3,1%, lo que no le permitiría obtener representación.

En definitiva, Rodríguez Osuna podría seguir gobernando. En el mejor de los casos se quedaría a las puertas de la mayoría absoluta, pero se mantendría en minoría. Eso sí, de confirmarse estos resultados podría seguir optando entre distintas opciones para conseguir pactos con los que sacar adelante sus iniciativas para la ciudad, aunque con concesiones a fuerzas minoritarias.

La segunda conclusión es que el PP perdería gran peso en la ciudad, hasta el punto de que podría ceder su espacio como líder de la oposición a Ciudadanos, que pese a no contar aún con candidato apunta a mejorar notablemente su representación en el Pleno. Y, en tercer lugar, Podemos desaparecería de la Corporación, dejando a IU como única fuerza a la izquierda del PSOE.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos