Un sondeo de la Eurocámara avala el 'efecto Vox' y le da seis escaños

Imagen de la sesión plenaria de la sede del Parlamento Europeo en Estrasburgo./EFE
Imagen de la sesión plenaria de la sede del Parlamento Europeo en Estrasburgo. / EFE

La encuesta otorga la victoria al PSOE frente al PP y advierte al PNV y al PDeCAT de que se quedarían fuera si no se coaligan

ADOLFO LORENTE

La primera gran encuestra sobre las elecciones europeas que se celebrarán el 26 de mayo confirma que el efecto Vox ya es una realidad y advierte de que sin coaliciones, formaciones como el PNV y el PDeCAT podrían quedarse fuera del futuro hemiciclo. El sondeo, presentado en la mañana de este lunes por el equipo del Parlamento Europeo, hace una foto general sobre el conjunto de la Unión pero también disecciona qué puede ocurrir por Estados miembros. En España, que tiene asignados 59 de los 705 escaños, el reparto quedaría así: PSOE: 16; PP, 15, Ciudadanos, 12; Unidos Podemos: 9; Vox, 6 y ERC, 1. Dicho de otro modo. El PDeCAT, el PNV o EH Bildu se quedarían fuera si concurren en solitario. La izquierda abertzale ya ha anunciado que irá con Esquerra y con el Bloque gallego, así que problema resuelto.

A raíz del 'Brexit' y la salida de los eurodiputados británicos, la Eurocámara quedará reducida de 751 a 705 escaños. De ellos, 59 son españoles, cinco más que en los comicios de mayo de 2014. El sondeo arroja varios titulares. Primero, el gran auge de Vox, que de la nada pasará a 6 escaños. Segundo, la victoria socialista frente al PP. Por muy poco, cierto, pero gana. Cuarto, el crecimiento de Ciudadanos, que subiría de dos a 12. Y quinto, la necesidad que los partidos nacionalistas tendrán de entablar coaliciones para no quedarse fuera del hemiciclo, algo que le pasaría al PNV y al PDeCAT si van en solitario. No hay que olvidar que en estas elecciones, la circunscripción es única, lo que favorece a partidos nacionales como Vox.

Este sondeo mete presión a los nacionalistas vascos y catalanes, que siguen a la espera de la decisión de Carles Puigdemont para tomar uno u otro rumbo. El PNV lo tiene muy claro. O van con el PDeCAT, los herederos de CiU, o no irán. «Con la Crida no pintamos nada», aseguró este domingo el presidente del EBB, Andoni Ortuzar, en una entrevista con este periódico. El tercer partido en liza que podría formar parte de esta entente es Coalición Canaria, que ya ha advertido a los jeltzales que no irán a ninguna parte de la mano del expresident fugado.