«El premio es un estímulo muy grande»

«El premio es un estímulo muy grande»

Antonio Franco, el director del Meiac, cree que el futuro del museo pasa por una mayor integración en el espacio social

CRISTINA CÁNDIDO

No hay museos si los artistas no crean pero tampoco puede haber museos si los ciudadanos no participan. Las palabras de agradecimiento de Antonio Franco, que recogía el galardón en nombre del Meiac, dejaban claro quiénes han sido los protagonistas que han hecho posible estos veinte años de arte contemporáneo en Extremadura.

¿Qué supone para el Meiac recibir este premio?

Un estímulo muy grande y un reconomiento que nos anima a seguir trabajando más y mejor.

¿En qué ha cambiado el museo en estos veinte años?

Hemos pasado de la posmodernidad a la globalización, de la entrada a la integración europa de la España autonómica que fue una época de crecimiento grande a una crisis muy grave. Hemos sufrido el impacto de los cambios tecnológicos, que en lo que se refiere al museo afectan muy sensiblemente a la institución, como en todos los órdenes de la vida.

Por las exposiciones temporales han pasado obras de artistas de la talla de Picasso o Chillida. ¿Algún autor con el que el Meiac tenga cuentas pendientes?

Cuentas pendientes no. La colección, como en todos los museos, es un proceso en el que se va sumando poco a poco. No hay todo lo que nos gustaría. Pero lo más importante al final no es lo que tienes o lo que has hecho, sino el proyecto que tiene una identidad muy marcada con Extremadura, Portugal e Iberoamérica. Es lo que ha distinguido al Meiac y lo que va a seguir siendo.

¿Cuál ha sido la muestra más exitosa en estos años?

Hemos tenido exposiciones de muy diferente formato. La más importante, porque de alguna manera se sustanciaba en los principios inspiradores del museo y marcaba un cambio estratégico en ese momento, la dedicamos a 'El discreto encanto de la tecnología'. Abría un panaroma muy amplio sobre el arte de los nuevos medios en España.

¿Qué retos se plantea el Meiac para los próximos veinte años?

Es un momento bueno para hacer un balance de lo conseguido. Un lugar propio, perfectamente reconocible y respetable en los museos de arte contemporáneo españoles. El futuro del Meiac pasa por una mayor integración en el espacio social y local donde está implantado y hacer uso de uno de sus mejores activos, los espacios exteriores. Un área de más de 20.000 metros cuadrados que ya lo quisieran muchos museos del mundo. También trabajar en construir con Portugal el espacio cultural transfronterizo.

¿Está el arte contemporáneo bien valorado en Extremadura?

Las cosas han cambiado mucho en Extremadura en estos veinte años. Hay insituciones a uno y otro lado de La Raya como el Museo Vostell , la fundación Helga de Alvear o el MACE de Elvas, así como galerías con mucho criterio y profesionalidad. Es una situación distinta a cuando empezó a trabajar el museo.

 

Fotos

Vídeos