MI VIAJE FAVORITO...JAPÓN

Chloé Bird: «Cuando viajo soy la señora 'notitas y libretita', lo suelo llevar casi todo planificado»

En Japón. En un viaje este verano. Piensa repetir./
En Japón. En un viaje este verano. Piensa repetir.

Viaja una vez al año por placer y el resto, por trabajo. Tiene pendiente un recorrido por los lugares emblemáticos de la música en Estados Unidos

Celia Herrera
CELIA HERRERA

-¿Cuál ha sido su viaje favorito? ¿Cuándo lo hizo?

-Acabo de llegar hace unos días de Japón y probablemente haya sido uno de los mejores viajes que he hecho en mi vida. ¡Siempre quise conocer ese país!

-¿Volvería allí o es de las que siempre buscan destinos nuevos?

-Volvería allí, sin duda. No suelo repetir destinos pero me he quedado con ganas de saber más, de ver más, de conocer más a fondo.

-¿A quién le recomendaría este viaje?

-A cualquiera que le guste el contraste entre la tradición y la modernidad, la naturaleza y el asfalto, la buena comida y le apetezca conocer una cultura muy diferente a la suya.

-¿A dónde le gustaría ir?

-Me encantaría hacer un viaje por Estados Unidos recorriendo lugares emblemáticos para la música: Nueva York, Nueva Orleans, Nashville...

-¿Cuál es el sitio que más le ha impresionado?

-Probablemente Medellín, en Colombia, aunque fui por trabajo y apenas tuve tiempo de conocerlo. Es exuberante y salvaje, con sus rascacielos en medio de la selva. Una preciosidad.

«Las ciudades me dan grandes dosis de energía y me hacen volver con los ojos más abiertos»

-¿Cuántos viajes suele hacer al año?

-Suelo planear unas vacaciones 'de verdad' una vez al año. Cuatro días, una semana. Rara vez me he ido 15 días. El resto del tiempo lo paso viajando igualmente, aunque normalmente son viajes por trabajo y da tiempo a hacer poco turismo.

- ¿Cuál es el lugar más raro que ha visitado?

-Seguramente no es tan raro, pero me encantó pasear por el cementerio de Père-Lachaise de París -aunque suene un poco tétrico-, donde están enterradas muchas figuras ilustres de la historia de la humanidad. Me emocionó especialmente contemplar el sepulcro de Fréderic Chopin.

-¿Qué tipo de viajera es? ¿De las que planifica o va a la aventura?

-Soy la señora 'notitas y libretita'. Lo suelo llevar todo más o menos planificado, me da seguridad. Busco información en internet, me hago mis posibles itinerarios y me apunto los imprescindibles. Luego, in situ, improviso un poco, pero siempre siguiendo más o menos ese guion.

-¿Y suele mirar comentarios antes de reservar?

-Sí, absolutamente. Elijo hoteles en función de su estética, situación y opiniones. Los restaurantes los suelo buscar cuando me hacen falta, en el momento. Y la calidad-precio y las referencias de otros usuarios siempre ayudan.

-¿Qué tipo de viaje prefiere: los activos o los de relax?

-Diría que los de relax, pero la realidad es que siempre me acabo pegando unas buenas palizas cada vez que me voy a recargar pilas. Estar muchos días hotel-playa, playa-hotel tampoco me atrae, aunque ya me va apeteciendo tomarme unos días para no hacer absolutamente nada.

-¿Mar, montaña o ciudad?

-Depende de lo que el cuerpo me pida y necesite. Me gusta la playa en invierno, o en verano si se pueden hacer más cosas además de estar tumbado al sol. La montaña me encanta, huyendo del calor y del bullicio. Y las ciudades me dan grandes dosis de energía y me hacen volver con los ojos más abiertos y valorando más la tranquilidad que tengo en mi día a día.

«La gastronomía es la parte más importante porque comer no es un trámite, sino una experiencia»

- ¿Low cost o lujo?

-¡Buf! Low cost, siempre low cost. Si puedes, creo que hay que viajar sin estar pendiente del céntimo porque es muy agobiante. Pero tampoco me sentiría cómoda despilfarrando un dineral en hoteles de cinco estrellas.

- ¿Qué lugar visitó y quiso quedarse a vivir en él?

-Suelo imaginarme viviendo en todos los lugares que visito así que, esa sensación de querer quedarme, me pasa casi siempre. Aunque luego vuelvo del ensueño y prefiero mi ciudad, con mi casa y mi gente.

- ¿Qué viaje le ha defraudado y no recomendaría nunca?

-Ninguno en especial. Siempre intento encontrar la parte positiva en todos los viajes que hago, aunque no hayan cumplido totalmente mis expectativas. No suelen gustarme los destinos muy masificados y que han perdido su esencia por la excesiva explotación turística.

-¿Es la gastronomía una parte importante de su viaje?

-Casi diría que es la más importante. Para mí comer no es un trámite, sino una experiencia. Disfruto probando los platos típicos de los lugares a los que viajo; creo que así se entiende mucho mejor su cultura, su forma de ser, sus construcciones, su música.

«Me encantó pasear por un cementerio de París, y me emocionó el sepulcro de Fréderic Chopin»

- ¿Qué plato recuerda de su viaje favorito?

-De Japón, todos: sushi, sashimi, ramen, tempura, sopa de miso...

- ¿Es de las que se atreve a probar de todo?

-No soy la persona más valiente que conozco, desde luego, pero suelo probar de todo, al menos un bocado.

- ¿Le gusta hacer fotos de sus viajes? ¿Le gusta compartirlas?

-Me gusta, me gusta mucho. Fui muy aficionada a la fotografía durante un tiempo. Luego los móviles tuvieron buenas cámaras y se fastidió el asunto. Alguna foto comparto en redes, aunque no me gusta ser muy pesada.

-¿Qué es lo que no falta nunca en su maleta?

-Un neceser, mudas e ibuprofeno.

- Y en la vuelta ¿es de las que siempre necesita más espacio por las cosas que ha comprado? ¿Suele traer souvenirs de recuerdo?

-Soy precavida, y si creo que voy a traer muchas cosas de vuelta, me llevo las maletas más vacías. Me gusta comprar algún objeto allá donde voy, pero a los que vaya a dar uso. Prohibidos los imanes para la nevera y los llaveros.

- ¿Qué es lo que llevará seguro en su próximo viaje?

-Lo que supongo acompaña a la mayoría de las personas: mi documentación, algo de dinero y el cargador del móvil.

El perfil

Nació en Cáceres en 1990. Es licenciada en la especialidad de interpretación en la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura y titulada en el Grado Profesional de Piano en el Conservatorio de Cáceres. Aparte de sus tres discos, ha compuesto bandas sonoras para cortometrajes y obras de teatro, y también ha pisado escenarios como actriz.