El nuevo puente de Usagre mejorará la conexión con Sevilla

A la izquierda, antiguo puente sobre la Rivera de Usagre; a la derecha, ya colocado, el nuevo. :: /J. M. R.
A la izquierda, antiguo puente sobre la Rivera de Usagre; a la derecha, ya colocado, el nuevo. :: / J. M. R.

Adif concluye las obras de renovación de un tablero de apenas 45 metros de longitud que obligaba a limitar la velocidad a 40 km/h

Juan Soriano
JUAN SORIANO

La velocidad está limitada a 40 kilómetros por hora a unos dos kilómetros al sur del antiguo apeadero de Usagre-Bienvenida, que forma parte de la línea Mérida-Los Rosales, la principal vía de comunicación ferroviaria entre Extremadura y Andalucía. El motivo es un puente metálico que permite salvar la Rivera de Usagre, un pequeño arroyo que hoy apenas tiene cauce pero que en los meses de lluvias aumenta su caudal. El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) ultima la renovación de esta infraestructura, con lo que mejorarán las prestaciones de los trenes que pasen por esta zona.

Los trabajos de sustitución del tablero ya han concluido. A un lado de la vía se aprecia el antiguo puente, prácticamente convertido en chatarra, tanto que parece difícil imaginar que hasta la semana pasada estuviera soportando el paso de los trenes. En su lugar luce ya el nuevo tablero, flamante. Apenas tiene una longitud de 45 metros, pero simboliza la necesaria renovación de la infraestructura ferroviaria en la región.

Estos trabajos, que Adif espera concluir la próxima semana, han obligado a cortar la circulación de trenes. Desde la noche del pasado día 14, y hasta la recuperación del servicio, prevista para el próximo viernes, ha sido necesario ofrecer un transporte alternativo por carretera para las relaciones Sevilla-Cáceres, Llerena-Mérida, Madrid-Llerena y Cáceres-Llerena.

Por esta vía circulan cuatro trenes al día de lunes a viernes, así como otros dos diarios en sábado y domingo. La ejecución de esta obras ha obligado a Renfe a transportar a los viajeros por carretera entre las estaciones de Zafra y Llerena, entre las que se encuentra el tramo afectado por las obras.

Nuevas traviesas destinadas a mejorar el tramo. ::
Nuevas traviesas destinadas a mejorar el tramo. :: / J. M. ROMERO

Conexión con Sevilla

La Junta de Extremadura ha solicitado en varias de las reuniones celebradas con Adif para hacer un seguimiento de las obras en materia ferroviaria en la región la renovación del tramo comprendido entre Usagre y Guadalcanal, de unos 43 kilómetros de longitud. La sustitución del tablero de la Rivera de Usagre forma parte de este proyecto.

Un informe de la Junta señala que entre Usagre y Llerena hay vías de 1885, las más antiguas del país

Según recoge el documento técnico del Pacto por el Ferrocarril, del año 2016, entre Usagre y Llerena se encuentran carriles de 1885, los más antiguos del país. Su estado de conservación, con traviesas de madera astilladas y tirafondos sueltos, obliga a limitar la velocidad de los trenes a 60 kilómetros por hora.

La Dirección General de Transporte de la Junta de Extremadura, que elaboró este informe, consideraba necesario intervenir con carácter urgente en 18 kilómetros de vía entre Usagre y Llerena, así como continuar con las mejoras hacia el sur.

La renovación de la línea Mérida-Los Rosales daría a la región una comunicación ferroviaria fiable con Andalucía. En la actualidad, el trayecto en tren entre la capital autonómica y Sevilla dura prácticamente el doble (tres horas y cuarenta minutos) que lo que se tarda por autovía. Pero también permitiría la conexión con los puertos de Huelva, Sevilla y Algeciras, lo que se considera fundamental para el transporte de mercancías.