Fomento anuncia que el AVE extremeño llegará hasta Madrid a través de Toledo

Íñigo de la Serna y Cristina Herrera, en Talavera de la Reina. :: /HOY
Íñigo de la Serna y Cristina Herrera, en Talavera de la Reina. :: / HOY

El trazado aprovechará las vías existentes para ahorrar unos 110 millones de euros y conectará la región con una de las ciudades más turísticas de España

Antonio J. Armero
ANTONIO J. ARMEROCáceres

El viaje en tren de Badajoz a Madrid durará dos horas y 53 minutos una vez que entre en servicio el tramo Plasencia-Talayuela (Oropesa), de unos setenta kilómetros y que se prevé esté finalizado en el año 2023. Su apertura resultará clave, pues permitirá que el trayecto entre la capital pacense y la española baje de las tres horas, según anunció este jueves el ministro de Fomento en Talavera de La Reina (Toledo).

Más información

Íñigo de la Serna acudió allí a presentar el corredor ferroviario que unirá Madrid y Extremadura por Castilla-La Mancha, comunidad autónoma en la que el proyecto está más retrasado que en la región. De hecho, el ministro no dio plazos para el resto del trayecto, es decir, el que va de Talayuela hasta Madrid. Sí comprometió fechas en el trazado extremeño, para el que mantuvo las que ya anunció en su última visita a la región. Esto es: toda la plataforma entre Badajoz y Plasencia (178,6 kilómetros) estará finalizada en el año 2019 y electrificada en 2020. El ministro reiteró que si da plazos es porque tiene la certeza de que se van a cumplir, pero fue más cauto en cuanto a los tiempos de viaje. Dos veces avisó de que son «estimaciones muy groseras, burdas», entre otros motivos porque no tienen en cuenta las paradas, que las habrá.

Una segunda nota a pie de página a tener en cuenta es que fecha de finalización de obra no equivale a fecha de entrada en servicio. Que un tramo esté ejecutado al cien por cien no significa que por él puedan circular trenes con pasajeros. Antes hay que señalizar la vía, colocar una serie de instalaciones obligatorias (las superestructuras) y realizar las pruebas de seguridad. De ahí que no precisara si el tramo Plasencia-Talayuela abrirá en 2023, que es cuando estará acabado, o al ejercicio siguiente.

Lo que sí dejó claro es que mientras que de Badajoz a Plasencia habrá vía única de ancho ibérico, de la capital del Jerte a Madrid será doble vía de ancho internacional, o sea, la de la alta velocidad. En esta cuestión técnica también introdujo un matiz: entre Badajoz y Plasencia hay traviesas polivalentes, que aceptan los dos anchos. «Unos meses antes de que vaya a entrar en servicio el tramo Plasencia-Talayuela (Oropesa), lo que haremos será convertir el ancho ibérico entre Badajoz y Plasencia en ancho internacional, gracias a las traviesas polivalentes». Es, según detalló, lo mismo que se hará en el tramo Tarragona-Vandellós.

Cinco tramos parados

A día de hoy, en el tramo Plasencia-Talayuela (Oropesa) hay un subtramo terminado (el de Talayuela al arroyo de Santa María) y otro ejecutado al 82 por ciento (el de Navalmoral a Casatejada). Pero los otros cinco están parados. Son los siguientes: Arroyo de Santa María-Navalmoral de la Mata, Casatejada-Toril, Toril-Río Tiétar, Río Tiétar-Malpartida de Plasencia y Malpartida de Plasencia-Estación de Plasencia.

«No podemos licitarlos porque no cumplen con la ley», explicó el ministro, que precisó que la intención es que los proyectos de todos ellos estén redactados antes de que acabe el próximo año, para licitarlos en 2019. «Las obras duran 36 meses –detalló–, así que se prevé que estén finalizadas en el año 2023».

De Talayuela (Oropesa) hacia Madrid es otra historia. De entrada, el proyecto está más atrasado. Y además, el Ministerio de Fomento se ha replanteado la situación. Y ha concluido que lo mejor es un cambio de planes. La línea extremeña no enlazará con el AVE Madrid-Sevilla a la altura de Pantoja, como se había manejado hasta ahora, sino que se desviará hasta Toledo (situada más al sur). De la Serna dio ayer una razón principal: con esta solución, el Gobierno se ahorra 110 millones de euros. Y otra secundaria: incluir a Toledo en la línea Madrid-Cáceres-Badajoz ayudará a que aumente la demanda de viajeros, al acercar ciudades con tirón turístico.

Eso sí, está por definir el recorrido concreto para unir Talavera con el AVE Madrid-Sevilla. Hay dos opciones: por Rielves (77,5 kilómetros y 52 minutos de viaje) y por Carmena (75,3 en 51 minutos y medio).

De la Serna empezó su intervención aclarando que «no hablamos –previno– de la línea Madrid-Badajoz, sino de una red de alta velocidad que conecta Madrid con Portugal y a través de otros corredores también con Francia». Y además de decirlo, lo dejó escrito cuando firmó en el libro de honor del ayuntamiento de Talavera de la Reina.

Des piece:

Se han ejecutado

mil millones de euros

y faltan 2.400

Desde que empezaron las obras, en la línea ferroviaria en obras de Madrid a Badajoz se han ejecutado mil millones de euros y faltan otros 2.400, según detalló ayer el ministro de Fomento. De esos 2.400 pendientes, 1.120 corresponden al tramo Madrid-Talayuela, que está sin iniciar. Entre Badajoz y Plasencia se han ejecutado 927 y faltan 546, y de Plasencia a Talayuela se han gastado 126 de los 855 previstos.

Según José Antonio Monago, la comparación entre lo que gastó el gobierno socialista de Rodríguez Zapatero y lo que está dedicando a esta infraestructura el de Mariano Rajoy es «como la noche y el día». El expresidente criticó la ausencia de Guillermo Fernández Vara, de quien dijo que estaba «de bares, en sus primarias». También viajó a Talavera de la Reina la delegada del Gobierno, que se felicitó por la evolución de las obras del tren. «Ya vemos la luz al final del túnel», resumió Cristina Herrera.

Por la Junta de Extremadura acudió Javier Gaspar, secretario general de la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio. Por el gobierno castellano-manchego lo hizo su consejera de Fomento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos