Los exgerentes de Feval y de la OEx ya cumplen condena en la prisión de Badajoz

Juan Francisco Cerrato y Pedro Salguero /HOY
Juan Francisco Cerrato y Pedro Salguero / HOY

Juan Francisco Cerrato entró en la cárcel el martes y Pedro Salguero en octubre, ambos por delitos económicos

Evaristo Fdez. de Vega
EVARISTO FDEZ. DE VEGABadajoz

Dos responsables de las finanzas de dos sociedades públicas, el administrador general de Feval, Juan Francisco Cerrato, y quien fuera gerente de la Orquesta de Extremadura (OEx), Pedro Salguero, ya cumplen sus respectivas condenas en el centro penitenciario de Badajoz.

En el caso de Cerrato, su ingreso tuvo lugar el pasado martes después de que la Audiencia Provincial de Badajoz desestimara el recurso que había sido presentado por su abogado para eludir la cárcel por un delito continuado de malversación de caudales públicos. El fallo estimó probado que Cerrato retiraba de la caja de Feval dinero en efectivo que no tenía un destino justificado.

Su letrado había solicitado la suspensión de la pena privativa de libertad alegando que sufría una enfermedad, pero la Sección Tercera de la Audiencia, con sede en Mérida, denegó esta medida en dos ocasiones. La última vez, el pasado 21 de enero.

En esa resolución judicial se recordaba que, según el informe del Instituto de Medicina Legal de Badajoz, Juan Francisco Cerrato padece varias patologías crónicas, pero no sufre ninguna «enfermedad muy grave con padecimientos incurables». Por tanto, sólo precisa tratamiento farmacológico y revisiones periódicas.

La Audiencia también ordenó su ingreso en la cárcel porque esa privación de libertad se deriva de una condena por corrupción, un tipo de delito para el que en el futuro no se contemplará la posibilidad de indulto si sale adelante una proposición de ley que está siendo tramitada actualmente en el Parlamento. De ese modo rechazaba una posible suspensión de la pena hasta que se resolviese la petición de indulto solicitada por el condenado.

En un primer momento, la Audiencia Provincial ordenó a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado la detención de Cerrato. Pero su abogado se opuso a esta medida y finalmente se acordó un plazo para que se hiciese efectivo el ingreso en prisión. Fuentes penitenciarias han confirmado que su entrada en la cárcel tuvo lugar el martes, 29 de enero.

Pedro Salguero

Igualmente, ha trascendido estos días que el exgerente de la OEx, Pedro Salguero, también cumple condena en el centro penitenciario de Badajoz desde el pasado mes de octubre.

En su caso, fue condenado a dos años de prisión por desviar 111.700 euros de esta entidad dependiente de la Junta de Extremadura.

Con esa condena, cabía la posibilidad de que la pena le fuese suspendida puesto que no superaba los dos años y, además, se cumplía otro de los requisitos que exige la ley para acogerse a este beneficio: no tener antecedentes penales.

Pero no ha ocurrido así porque Pedro Salguero, que estuvo representado por el letrado Manuel Romero Díez, no ha hecho frente a la responsabilidad civil de más de 110.000 euros que está obligado a pagar por sentencia.

Los hechos que provocaron su condena tuvieron lugar entre el 7 de febrero y el 30 de noviembre de 2011, periodo en el que Salguero compaginaba la gerencia de la Fundación Orquesta de Extremadura y del Festival de Teatro de Mérida.

En el escrito de acusación de la Fiscalía se indicaba que dispuso de dinero en efectivo y mediante transferencias hasta llegar a casi 111.700 euros. La desviación salió a la luz en el informe de fiscalización de la comunidad de los años 2010 y 2011, tras lo cual el Gobierno de José Antonio Monago presentó una denuncia que fue investigada y dio lugar a ese proceso.