La Asamblea tumba la propuesta de Podemos de Compra Pública Alimentaria

EFE

La Asamblea ha rechazado este jueves la propuesta de Ley de Compra Pública Alimentaria presentada por Podemos, que pretendía garantizar la calidad de los menús que se ofrecen en los centros educativos, hospitales o residencias y fomentar el consumo de productos agroalimentarios de proximidad.

A la propuesta había presentado una enmienda de totalidad el Grupo Socialista, postulando su devolución, que ha salido adelante con sus votos y la abstención del PP y Ciudadanos.

En su defensa, la presidenta del Grupo Parlamentario, Irene de Miguel, ha criticado que la mayoría de los menús que se ofrecen en centros educativos, sanitarios y residenciales corren a cargo de empresas de catering, que apuestan por la «línea fría» y ha insistido en que es necesario apostar por una alimentación de calidad.

Además, ha destacado la importancia de esta norma para avanzar en esta línea de trabajo por su efecto sobre la creación de empleo en los núcleos rurales y consiguiente lucha contra la despoblación, así como contra el cambio climático.

De Miguel ha considerado que los poderes públicos deben velar por fomentar los principios de vida saludable y ha criticado «la miopía» del PSE y PP con una norma que apuesta por la «introduzcan criterios que favorezcan los menús que contemplan el consumo de productos frescos, procedentes de productores o empresas agroalimentarias del lugar».

«Tenemos la materia prima y todas las condiciones para desarrollar este tipo de políticas en Extremadura», ha dicho De Miguel, que ha indicado que no es una idea revolucionaria, sino que funciona ya en muchas regiones españolas y europeas.

De Miguel ha considerado que la enmienda a la totalidad presentada por el Partido Socialista «es un veto» y ha criticado su hipocresía porque una ley como esta, «que casa perfectamente» con el discurso socialista de la Ley de Economía Circular, es rechazada.

En su enmienda de totalidad, la portavoz del Grupo Socialista, Ascensión Godoy, ha defendido que la iniciativa de Podemos es copia de otras presentadas en otras CC AA y no tiene en cuenta la realidad legislativa de Extremadura.

El PSOE justifica su rechazo, entre otras cuestiones, en que las previsiones en materia de contratación «vulneran el espíritu y finalidad» de la Ley de Contratación Pública Socialmente Responsable de Extremadura, aprobada por la Asamblea el 29 de noviembre de 2018.

Además, se solapan y, en algunos casos, contradicen los principios y criterios establecidos en esta ley, lo que supondría «una tremenda inseguridad jurídica« a los que tuvieran que aplicarla.

Para Gogoy, muchos de los objetivos se podrían plasmar en un reglamento, además de que algunas cuestiones ya aparecen recogidos en directrices y recomendaciones de funcionamiento que se dan a centros educativos en materia de comedores y aulas matinales.

Por su parte, la portavoz del PP, Eva Pérez, ha señalado que esta cuestión ya se ha abordado desde los gobiernos del Partido Popular, ya que el fomento de la vida saludable «no es potestad solo de la izquierda» y cree que estas propuestas se podrían haber incorporado a la Ley de Contratación Socialmente Responsable, como ha dicho el PSOE.

A su juicio, esta propuesta podría entrar en contradicción con otras normas y ha dudado que con ella se ayude a los pequeñas empresas agroalimentarias de los núcleos rurales, como defiende Podemos.

 

Fotos

Vídeos