La Ley para una Administración más Ágil supera la enmienda de Podemos y sigue su trámite

El Grupo de Podemos se ha quedado solo en la defensa de la enmienda/BRÍGIDO
El Grupo de Podemos se ha quedado solo en la defensa de la enmienda / BRÍGIDO

Ascensión Godoy ha explicado que la propuesta incluye 48 nuevos procedimientos en los que se reconoce el silencio administrativo positivo

EFE

La propuesta de Ley para una Administración más Ágil en la Comunidad Autónoma sigue adelante con su tramitación parlamentaria tras superar la enmienda de totalidad presentada por Podemos a esta norma del Grupo Socialista, que incluye 48 nuevos procedimientos en los que se reconoce el silencio administrativo positivo.

La formación morada se ha quedada solo en la defensa de su enmienda, que ha sido rechazada por el resto de grupos.

En la presentación de esta propuesta de ley, del Grupo Socialista, la diputada Ascensión Godoy ha explicado que se persigue una reducción de los tiempos, además de una simplificación y disminución de las operaciones y una reducción de los procedimientos exigidos en la tramitación administrativa.

Se busca, ha subrayado, ofrecer un servicio «ágil», «fácil» y «cómodo» a los ciudadanos y también a las empresas, con independencia de su tamaño, convirtiéndose en un norma adelantada al resto de comunidades autónomas.

En concreto, ha explicado que la propuesta de ley incluye 48 nuevos procedimientos en los que se reconoce el silencio administrativo positivo, con los límites que marque la legislación básica estatal y las directrices de la Unión Europea.

Paralelamente, establece medidas para impulsar la actividad empresarial, como la creación de la figura de Proyecto empresarial de interés autonómico, que se beneficiará de una serie de ventajas en la tramitación y ejecución de la inversión, y la exención de tasas en el inicio de la actividad sin sujeción a límite temporal.

Entre otros puntos, ha explicado además que se mejora la regulación en materia de montes demaniales ante el vacío legal existente, favoreciendo la implantación de cualquier actividad socio-económica que suponga un uso privativo de estos espacios.

Por Podemos, el diputado Obed Santos ha defendido la enmienda de totalidad de su grupo a esta norma, a su juicio una «chapuza» a nivel técnico que busca poner la «alfombra roja» a los grandes proyectos empresariales que llegan a Extremadura para «vender humo», entre los que ha citado el proyecto de ocio Elysium City previsto en Castilblanco.

Ha criticado que esta norma está pensada para las empresas de más de 20 millones de euros y más de 50 trabajadores, pese a no a representar el tejido productivo extremeño.

Por ello, ha considerado que esta iniciativa puede provocar situaciones de competencia desleal y la eliminación de controles administrativos, dando lugar a «posiciones de abuso» por falta de control a los grandes proyectos empresariales y perjudicando a autónomos y pymes, «que son los que crean empleo y se quedan».

Asimismo, ha denunciado que se eliminan controles medioambientales al suprimirse el trámite de información pública en el procedimiento de calificación urbanística en suelo no urbanizable, un trámite que está actualmente previsto para proyectos sujetos a evaluación de impacto ambiental, como por ejemplo los mineros, según ha puntualizado.

Además, Santos ha afirmado que no se generan verdaderos avances para que la ventanilla única de la Administración sea una realidad.

Por su parte, la diputada del PP Eva Pérez Zamora ha señalado que rechazan la enmienda de Podemos porque sí está a favor de promover la llegada de grandes empresas a Extremadura, pero ha pedido que las «facilidades» que se dan a éstas se brinden también a las pequeñas y medianas, algo que propondrán vía enmienda parcial.

 

Fotos

Vídeos