De 7.874 beneficiarios en 2008 a los cerca de 29.000

La Ley de la Dependencia fue diseñada en tiempos de bonanza económica pero no se empezó a desarrollar hasta 2008, con la gran crisis asomando de forma incipiente. La situación económica ha condicionado sobremanera su implantación, con recortes presupuestarios durante la crisis que han afectado no solo a las personas solicitantes sino también a las comunidades autónomas. A pesar de ello, el sistema de protección de la dependencia ha ido creciendo años tras año. En cuanto a beneficiarios y en cuanto a solicitantes. Así, de los 7.871 beneficiarios contabilizados en 2008 se ha pasado a los 28.447 actuales, con subidas significativas en la última legislatura (en 2015 habían 21.741 y ya el año pasado eran 26.127 personas). En cuanto a solicitantes, en 2008 apenas se registraron 15.709. Ya en 2011 eran 41.691. En 2015 fueron 49.040. Ahora son 55.109.