Belén Fernández: «Hay que compensar el déficit histórico que tiene Cáceres»

Belén Fernández (PSOE) durante la entrevista. :: lorenzo cordero/
Belén Fernández (PSOE) durante la entrevista. :: lorenzo cordero

La fiel defensora de Pedro Sánchez en Extremadura, número uno del PSOE al Congreso por Cáceres, apela a la movilización porque «nos estamos jugando el modelo de país que queremos» Belén Fernández Casero Número uno del PSOE al Congreso por Cáceres

Álvaro Rubio
ÁLVARO RUBIOCáceres

Belén Fernández Casero (Cáceres, 1974) se presentará el 28 de abril como cabeza de lista del PSOE al Congreso de los Diputados por Cáceres. Diplomada en Relaciones Laborales por la Universidad de Valencia y funcionaria de la Junta de Extremadura, en su trayectoria política siempre se ha mantenido partidaria de Pedro Sánchez incluso en los momentos de mayor debilidad de su secretario general.

-¿Cree que en España puede pasar algo similar a lo sucedido en Andalucía el 2 de diciembre?

PERFIL

Político
Miembro de la Comisión Ejecutiva Federal, secretaria general del PSOE local de Cáceres, y concejala del Ayuntamiento.
Profesional
Diplomada en Relaciones Laborales y funcionaria.
Personal
Tiene dos hijas y se casó en mayo de 2016 con el también concejal, Andrés Licerán.

Propuestas

Educación
«Lucharemos desde la escuela contra cuestiones como la violencia de género y la xenofobia»
Reforma fiscal
«Defendemos una fiscalidad que beneficie a la clase media y baja. Las grandes empresas deben pagar impuestos como la media europea»
Reto demográfico
«Mejoraremos las infraestructuras e impulsaremos proyectos eliminando trabas burocráticas»

Orden candidaturas

1
Ana Belén Fernández Casero
2
César Joaquín Ramos Esteban
3
Inés Conejero Domínguez
4
Francisco Giraldo Sánchez

-No. Tenemos muchas posibilidades de gobernar y creo que la sociedad es consciente de que si este país quiere seguir avanzando la única opción es apostar por fuerzas progresistas. Votar a la derecha es abogar por la involución de derechos y libertades que se ha visto agravada porque el partido que inicialmente salía a la escena política como liberal y de centro se ha situado en la derecha.

«PP y Ciudadanos han polarizado a la sociedad utilizando el tema del independentismo» Voto en dos bloques

«Hablaremos con todos para llegar a acuerdos menos con los que están al margen de la Constitución» Pactos

-¿Entonces con Ciudadanos no pactarán?

-Un pacto o un acuerdo de gobernabilidad se tiene que dar después del resultado electoral. Además, la distorsión que hacen fuerzas como Ciudadanos me resulta incoherente. Si cuestionó el bipartidismo y apostó por la pluralidad política, eso va vinculado al diálogo, al consenso y a no vetar. Cuando sepamos las posibilidades de formar gobierno, tendremos que sentarnos a hablar con todos los partidos porque representan a la sociedad española y con ella es nuestro pacto.

-¿Con el PP y Vox también?

-Con Vox no, pero insisto. En un panorama político plural, la obligación es dialogar sobre todo si hablamos de acuerdos de Estado. Nos sentaremos a hablar con todas las fuerzas políticas para llegar a acuerdos de gobernabilidad salvo con las que están al margen de la Constitución. Además, la hegemonía que se le está dando a Vox no procede. Es un partido sin representación parlamentaria. Sus postulados vulneran principios básicos de la Constitución.

-¿No le da vértigo que España vaya a votar en dos bloques?

-Todas las polarizaciones dan vértigo porque no es propio de una sociedad avanzada. Eso lo ha generado PP y Ciudadanos utilizando el tema del independentismo. Independentistas, Ciudadanos y PP sobreviven a base de avivar diferencias. En estas elecciones nos estamos jugando el modelo de país que queremos impulsar, no nos jugamos qué partido gobierna.

-En la visita de Pedro Sánchez a Cáceres, repitió la palabra España en numerosas ocasiones. ¿Es una manera de que la gente se olvide de pactos y acuerdos con independentistas y partidos nacionalistas?

-No hemos pactado ni llegado a acuerdos con ellos. Eso es un mensaje tóxico que está lanzando la derecha. Si hubiéramos llegado a algún acuerdo no habrían tumbado los presupuestos. Lo único que hay son cauces de comunicación y foros de diálogo para garantizar la convivencia. No ha habido pacto, ningún acuerdo y ninguna concesión.

-Pero para aprobar los decretos de los últimos meses han necesitado el apoyo de partidos como Bildu.

-Hay decretos en los que el único partido que ha votado en contra es el PP, pero de una manera muy oportunista se pone el foco en los nacionalistas. Por ejemplo, intentar reavivar el fantasma de ETA es indecente. Son decretos sociales y no hemos hecho concesiones a cambio.

-Esos decretos los tildan de electoralistas.

-Un gobierno tiene que gobernar. Hasta el 28 de abril estamos gobernando y por eso estamos trabajando. ¿O no trabajamos? Lo único que hemos hecho ha sido sacar adelante los compromisos a los que habíamos llegado con la ciudadanía. No es electoralismo. Vamos a trabajar hasta el último día.

-¿Cómo se trabaja en un partido con líderes que saben que no les ha apoyado como Fernández Vara y Miguel Ángel Morales?

-Desde la democracia. Una vez que pasan los procesos de primarias asumimos lo elegido. Además, el trabajo que estoy haciendo con Miguel Ángel Morales es maravilloso y le estoy agradecidísima de que esté apostando por Cáceres de una manera muy contundente. Y del mismo modo con Fernández Vara.

-¿Cree que llegan más inversiones a Badajoz que a Cáceres?

-Cáceres necesita un gran impulso. Esta provincia ha tenido un déficit histórico importante que hay que compensar.

-¿Qué medidas plantea para que la despoblación no acabe con pueblos de la provincia de Cáceres?

-El Gobierno ha tenido desde el primer momento ese objetivo. De hecho, creó el alto comisionado frente al reto demográfico que trabaja con medidas como el impulso de la economía verde y circular, apuesta por la formación profesional en zonas rurales, el turismo sostenible, la mejora de las infraestructuras y la conectividad. Hay que potenciar ayudas para atraer proyectos, simplificar trámites e impulsar a pymes y autónomos en el ámbito rural.

-Respecto a infraestructuras, Sánchez dice que van a cubrir el déficit en la región en la próxima legislatura. ¿Cómo lo van a hacer?

-El ministro Ábalos ha dicho que se van a licitar las obras previstas para el tren de Extremadura y en este año se van a acabar las relativas al tramo Badajoz-Plasencia. En 2020 acabará la electrificación de la vía Badajoz-Plasencia. Eso supone que en nueve meses la ejecución presupuestaria, inversión y licitación ha sido superior a la del PP en siete años.

-¿Si el PSOE gobierna habrá un apeadero de mercancías en el polígono industrial Las Capellanías?

-Sí. Por supuesto. Para eso el terreno lo tiene que poner el Ayuntamiento y presentar un proyecto. Si no Adif no lo puede ejecutar, como ha sucedido hasta ahora.

-¿Harán finalmente la autovía Cáceres-Badajoz?

-El compromiso de la Junta y el Ministerio es que haya autovía. Es llamativo que las dos capitales de provincia no estén comunicadas. Factores como ese han hecho que nuestra región vaya por detrás de otras.

-¿Terminarán el trasvase de Portaje, parado por cuestiones técnicas?

-No podemos mantener en los presupuestos nueve millones que llegan a Cáceres y no se ejecutan. A día de hoy no tiene una solución viable y ese dinero se puede usar para desarrollar un modelo de gestión y abastecimiento de agua sostenible. Por eso nos hemos puesto en contacto con la Universidad de Extremadura, que junto con la Confederación Hidrográfica del Tajo están valorando la viabilidad de un modelo a través de energías renovables.

-¿Y qué se hará con la inversión realizada en Portaje?

-No puede tirarse, pero puede quedar como una infraestructura de emergencia.