Garbiñe Muguruza: «Una cosa a tachar de la lista», afirma la nueva campeona

Muguruza en el vestuario, posando con su trofeo. /
Muguruza en el vestuario, posando con su trofeo.

«Me gustan las situaciones de competitividad, de jugar contra la mejor, con la pista llena», reconoce Garbiñe Muguruza

COLPISA/AFPPARÍS

Garbiñe Muguruza afirmó que el título de Roland Garros es «una cosa a tachar de la lista». «Siento una combinación de ilusión, de un sueño cumplido. Desde pequeñita lo quería ganar y es una cosa que podré tachar de la lista», dijo Muguruza, junto al trofeo en la sala de prensa. «Pesa, pero por desgracia no es el que me llevo. Me quedo una miniatura, de llavero. Pero bueno, mi nombre saldrá aquí y es magnífico», añadió la hispano-venezolana.

MÁS INFORMACIÓN

«Me considero alguien ambiciosa y con carácter. Me gustan las situaciones de competitividad, jugar contra la mejor, con la pista llena... Estoy muy contenta de cómo me he demostrado que podía jugar bien en un partido complicado», analizó. «Creo que Serena no te da la sensación de tener el control de partido. Con su saque te puede ganar los puntos muy fácilmente, pero cuando gané el primer set me dio calma. Pensé: Ahora queda otro más», añadió.

La jugadora comparó su segunda final de Grand Slam, después de perder hace casi un año en Wimbledon, también ante Serena Williams. «El año pasado estaba muy nerviosa. Es una espinita que me quiero quitar. Pero pienso que creer que puedes ganar te lo da el tiempo, los partidos importantes, sobre todo en torneos grandes. La experiencia», aseguró.

Muguruza, que nació y vivió en Caracas hasta que se mudó a Barcelona con seis años, también se acordó de Venezuela. «El apoyo es igual que en España. Allí me apoyan muchísimo. Creo que es una buena victoria para el tenis venezolano, que haya más tenis en Venezuela, que lo hayan visto los niños y niñas y empiecen a jugar», dijo.

También se refirió a lo que puede mejorar como jugadora: «Un poco de todo. Hoy podría haber sacado mejor. No me he encontrado cómoda. Además, es el único punto que depende de ti únicamente». Finalmente, se despidió dedicando el título a su familia: «La gente que está a tu lado no es tanta, es un círculo muy pequeño. Lo primero es la familia, que se ha sacrificado mucho por mí. Tener aquí a mis hermanos y a mis padres aquí mereció la pena».