Australia, termómetro para los sueños de Nadal y Muguruza

Rafa Nadal. /
Rafa Nadal.

El primer 'Grand Slam' del año servirá para calibrar el estado real de las figuras españolas tras un inicio de temporada ilusionante

MANUEL SÁNCHEZ

Sin casi tiempo para prepararse, comienza una de las temporadas más impredecibles y abiertas de los últimos años. El tenis vive un gran momento con la rivalidad Murray-Djokovic, la vuelta de Nadal y Federer al circuito, la explosión de jóvenes como Thiem y Zverev y la pelea en el circuito femenino por tomar el reinado de Serena. Con toda esta emoción en juego comienza un Open de Australia con muchas alternativas, en el que aventurarse a asegurar un campeón parece tarea imposible.

Rafa Nadal acude a Australia tras vencer en la exhibición de Abu Dabi y dar buena imagen en el torneo de Brisbane. Sin embargo, las dudas aún acechan al manacorense. La derrota ante Milos Raonic en Brisbane pone en entredicho la capacidad actual del balear de derrotar a los jugadores top, por lo que el primer grande de la temporada puede servir para redimirse. El pupilo de Toni Nadal y ahora también ayudado por Carlos Moyá debutará ante el alemán Florian Mayer, jugador que prefiere pistas más rápidas y que a priori no debería poner en aprietos a Rafa. El cara a cara refleja un 2-1 a favor del español, aunque ambos no se enfrentan desde 2012, cuando ganó Nadal. Un debut plácido ayudaría a olvidar el torneo de 2016, cuando en primera ronda Fernando Verdasco dio una de las mayores sorpresas al eliminar al balear en cinco sets. Aun así, el Grand Slam oceánico siempre trae buenas instantáneas a la mente de Nadal, quien venció aquí en 2009 y llegó a la final en 2012 y 2014.

Una vez superada esa primera ronda, Nadal podría cruzarse con Baghdatis o Youznhy en segunda ronda, Alexander Zverev en tercera, Gäel Monfils en octavos, Milos Raonic en cuartos, Djokovic en semifinales y evitaría a Murray hasta la final. Todo esto son suposiciones claro, lo importante es que Rafa se sienta bien dentro de la pista y se vea capaz de luchar contra cualquiera. Para desmarcarse de la posible presión (es el cuarto favorito según las casas de apuestas), el balear aseguró en declaraciones para la web del torneo que en Melbourne podría pasar cualquier cosa, pero yo me voy a dar a mí mismo más tiempo, unos tres meses, y después de Miami voy a ver cómo estoy».

El resto del cuadro depara interesantes enfrentamientos. El actual campeón, Novak Djokovic, debutará ante Fernando Verdasco, quien dispuso de cinco pelotas de partido en el pasado torneo de Doha para eliminar al serbio. El número uno y cinco veces subcampeón en Melbourne (2010, 2011, 2013, 2015 y 2016) comenzará el torneo contra el ucraniano Illya Marchenko. Novak y Andy se evitarían hasta la final. Roger Federer, que vuelve a un Grand Slam tras la lesión provocada en las semifinales del pasado Wimbledon, jugará las dos primeras rondas contra jugadores procedentes de la clasificación, pero debido a su bajo ranking (17) se podría enfrentar en tercera ronda contra el checo Tomas Berdych.

Una prioridad

Muguruza también ha dado una gran imagen en el comienzo de año. No obstante, una pequeña lesión la obligó a retirarse del torneo de Brisbane cuando pisó las semifinales. Por ello, y porque Muguruza, como toda gran campeona, debe reinar en cada estadio que pise, hacerlo bien en Australia debe ser una prioridad. El año pasado la hispano venezolana cayó en tercera ronda, pero el Abierto de Australia es el Grand Slam en el que más partidos ha ganado (9) después de Roland Garros. La superficie y las condiciones se adaptan perfectas a una jugadora todoterreno como Garbiñe, que debutará contra Marina Erakovic, situada más allá del ranking número 100. En el camino de Garbiñe se podría cruzar Carla Suárez en octavos y en cuartos la actual número uno del mundo, Angelique Kerber, por lo que evitaría a Serena Williams hasta la final.

En cuanto al resto de españoles, Roberto Bautista debutará con el argentino Guido Pella, David Ferrer con el australiano Omar Jasika, Pablo Carreño con un jugador de la previa y Feliciano López ante el italiano Fabio Fognini. En cuanto a las chicas, Carla Suárez iniciará el torneo contra la eslovaca Jana Cepelova (eliminó a Muguruza en el pasado Wimbledon), Lara Arruabarrena contra la rusa Yulia Putintseva y Sara Sorribes debutará contra la checa Karolina Pliskova.