Nadal: «Djokovic es increíble y además nunca tiene lesiones»

Nadal, en una rueda de prensa. /
Nadal, en una rueda de prensa.

El tenista español elogia al serbio, número uno del ranking ATP y favorito al título en Melbourne

EFE

El tenista español Rafael Nadal ha asegurado este sábado que el serbio Novak Djokovic «es increíble» y que además «nunca tiene lesiones», un factor importante a la hora de mantener su dinámica ganadora en vísperas de debutar ambos en el Abierto de Australia.

«Lo mejor de Novak es que es un jugador increíble. Y también, en segundo lugar, es que nunca tiene lesiones. Y eso ayuda mucho a tener confianza y a no perder el ritmo nunca», comentó Rafa Nadal desde el Melbourne Park.

«Cuando uno está en la parte alta del ranking y se lesiona, es más difícil recuperar la confianza y por lo tanto ese nivel alto de tenis», dijo un Nadal que inicia el próximo martes ante su compatriota Fernando Verdasco este certamen australiano, primer Grand Slam de la temporada.

El jugador balear, quinto del ranking mundial y campeón de tal torneo en 2009, se mostró «feliz por volver» a estar por tierras 'aussies'. «Espero estar preparado y tengo buenas sensaciones», indicó al respecto y a punto de encarar su undécimo Abierto de Australia.

«Comienzo difícil» ante Verdasco

Entre los numerosos duelos que ha protagonizado Nadal ante Verdasco, destaca el de la semifinal de esta competición en 2009, resuelta en cinco sets. Un año que terminó con el triunfo en el Melbourne Park del tenista manacorense. Fue la única vez en la que levantó el trofeo, tras superar en la final al suizo Roger Federer.

«Es un comienzo difícil, no he tenido suerte. Pero él tampoco. Va a ser difícil y tendré que jugar a un gran nivel, contra un adversario que tiene un enorme potencial y que puede jugar a un nivel alto. Es muy peligroso», destacó el actual número cinco del mundo.

«Aquél partido de 2009 me permitió ganar por única vez en mi carrera el Abierto de Australia. Fue algo inolvidable para mí, dimos un gran nivel y hubo puntos espectaculares. Aún ahora muchos me hablan de ese partido. Recuerdo que disfruté mucho y fue una gran experiencia», concluyó Nadal.