Master 1000 París

Djokovic se asoma en París al número uno de Nadal

Djokovic, en una foto de archivo./EFE
Djokovic, en una foto de archivo. / EFE

El serbio arrebataría el trono mundial al español si supera una ronda más en el último Masters 1.000 de la temporada

ENRIC GARDINERMadrid

La última etapa de la resurrección de Novak Djokovic puede completarse esta semana bajo el techo del Palais Omnisports de París. En ese escenario, donde se celebra el último Masters 1.000 de la temporada, el voraz serbio aspira a arrebatar el número uno del mundo a Rafael Nadal y dar el último empujón a una campaña en la que ha reclamado el reinado que cedió a finales de 2016 y que terminó por enterrar el fatídico 2017.

A Djokovic le hace falta pasar una ronda más que el español para rebasarle en el ránking y liderar la clasificación por primera vez desde el 6 de noviembre de 2016. Desde entonces, Andy Murray, Roger Federer y Nadal se han sentado en un asiento que irremediablemente parece tener el nombre de Djokovic. De conseguirlo, el de Belgrado habría ascendido desde el número 22 del mundo hasta la primera posición, es decir, aspiraría a ser el único en la historia en caer tan bajo en una misma temporada en la que acabase número uno. Hasta ahora es Andre Agassi el que ostenta el registro. Pasó de estar el 14 a cerrar 1999 como el mejor.

Para evitar que Djokovic siga añadiendo dígitos a su contador de 223 semanas como número uno, Nadal reaparece en las pistas francesas tras casi dos meses fuera por una lesión en el tendón rotuliano de la rodilla derecha. La retirada ante Juan Martín del Potro en las semifinales del Abierto de los Estados Unidos marcó un impás en su temporada que no le dejó estar en la Copa Davis, Pekín, Shanghái ni Basilea.

Se entrena en las pistas de París desde el pasado viernes «con buenas sensaciones», según sus palabras, y está listo para debutar este miércoles ante el ganador del duelo entre Fernando Verdasco y Jeremy Chardy. Las mayores amenazas en su parte del cuadro las representan el canadiense Denis Shapovalov, Borna Coric y el cabeza de serie número cuatro del torneo, Alexander Zverev, posible rival en semifinales.

A ello se une el histórico de Nadal en París. Si bien sobre la tierra arcilla se mueve con soltura y sobriedad, el techo y cemento del Palais Omnisports solo le ha visto llegar a una final, allá por 2007. Después, dos semifinales y tres cuartos de final, en un torneo al que ha faltado cinco veces desde la final de 2007 perdida ante David Nalbandian.

En el camino a uno de los dos Masters 1.000 que le faltan, junto a Miami, el balear evitará a Roger Federer, reciente campeón en Basilea, hasta una hipotética final. El suizo ha quedado encuadrado en la misma parte del cuadro que Djokovic, quien debutará con el ganador del duelo entre Marco Cecchinato, su verdugo en Roland Garros, y Joao Sousa.

Haya o no cambio de guardia en París, tanto a Djokovic como a Nadal les quedará una última bala en la recámara. La Copa de Maestros -del 11 al 18 de noviembre- marcará el final del año y determinará con ello el poseedor del cetro, ya que otorga otros 1.500 puntos que Nadal y Djokovic ya miran en el horizonte. Pero antes, París.

 

Fotos

Vídeos