«Con esta federación sí me plantearía volver a ser capitán de Copa Davis»

Alex Corretja, en un acto. /
Alex Corretja, en un acto.

extenista español

MANUEL SÁNCHEZmadrid

Álex Corretja se retiró hace casi once años del tenis profesional, pero su vida siempre estará ligada hacia la que él mismo reconoce como su pasión. El barcelonés continúa con la práctica del tenis en torneos como la "Legends Cup", en la que jugó ante Carlos Moyá en el pasado mes de octubre, además de comentar partidos en Eurosport (donde retransmitirá el Abierto de Australia que la cadena da en exclusiva del 16 al 29 de enero) y en Televisión Española (comentará la Copa Davis, el Conde de Godó y el Masters 1000 de Madrid). Con las maletas prácticamente hechas para partir rumbo a Melbourne, Corretja analiza el primer "Grand Slam" del año, así como las posibilidades en él de Rafa Nadal o del actual número uno del mundo, Andy Murray, a quien entrenó durante desde 2008 a 2011.

¿Qué se puede esperar de Rafa Nadal en el Open de Australia?

Por esperar, puedes esperar lo mejor, porque es infatigable, es el ejemplo de superación como deportista más grande que conozco y está en una grandísima línea. Ha empezado la temporada con mucha fuerza jugando los torneos previos a un buen nivel, y a cinco sets como en Australia es un jugador que es muy difícil de ganar. Si tiene el ritmo necesario y se siente bien en pista, de Rafa se puede esperar que dispute el título y tenga opciones.

¿Y del resto de tenistas españoles?

Están dando que hablar, es muy buena noticia ver que Bautista ha empezado el año ganando un título, Carreño el año pasado acabó jugando muy bien, Ferrer siempre está ahí y va a dar guerra y vamos a ver a Verdasco, que también parece que viene muy bien. Habrá que esperar al sorteo cómo les acompaña. Hay grandes jugadores que pueden dar grandes noticias, ganar el título es una cosa muy difícil, pero seguro que pueden quedar bastante arriba en el torneo.

¿Comparte la opinión que augura un "vacío" en el tenis español tras los campeones de "Grand Slam" que ha habido en los últimos años?

Que van a salir jugadores es seguro, pero comparar épocas es siempre muy difícil y yo creo que no vale la pena hacerlo. Creo que hay que disfrutar de lo que se ha tenido y todavía queda una generación de tenistas que van a seguir dando alegrías. Eso no quita para que suban jugadores jóvenes, para que se vaya renovando a los jugadores actuales, pero yo creo que de los que están ahora aún les quedan varios años dando que hablar.

¿Cómo valora las iniciativas para promocionar el tenis entre los más pequeños en los últimos años? ¿Se ha hecho lo suficiente para que salgan nuevos jugadores jóvenes?

Indudablemente la crisis que ha vivido el país ha afectado a todo el mundo. Ha afectado al tenis también, más allá de que el tenis vive en una burbuja y a nivel de premios no ha visto cambios, pero en tema de escuelas, de becas, de ayudas ha disminuido. En los últimos años, sinceramente, lo que se podría haber desarrollado, un grupo de jóvenes y que salieran adelante, no se ha hecho como se debería. Esto igual nos pasa factura. Creo que ha habido oportunidad de aprovechar esos buenos momentos, tras ganar las Copas Davis, había grandes sponsors, pero no se hizo así. Ahora hay una nueva Federación, hay que darles margen para que saquen adelante proyectos.

Respecto a la convulsa época que le tocó vivir a usted como capitán de Copa Davis. ¿Se agradece la tranquilidad que se vive ahora en la Federación?

Honestamente sí. Yo me entregué al 100 %, mi relación con los jugadores fue excelente y la manera en que acabé no fue la que me hubiese gustado. En ese momento quizá dirigentes y jugadores no se daban cuenta de que la situación era peor de lo que se pensaba y me tocó "tragármela" a mí. Por eso me alegro de lo que hay ahora y de que todos estén mucho más implicados. Se podrían haber hecho mejor las cosas, se quiso vender una situación que no era cierta, pero era una manera de ocultar otros asuntos.

Para el futuro, en una situación hipotética en la que Conchita ya no es capitana. ¿Si se lo ofreciesen, se lo pensaría?

A día de hoy sí me lo pensaría, 100 %. Porque es una federación renovada, no tiene nada que ver con la que yo estaba, pero ahora está Conchita y la respeto muchísimo así que no quiero planteármelo porque sería feo por mi parte. Entonces yo estoy abierto a ayudar al tenis español en el lugar que haga falta y tengo mucha ilusión, el tenis es mi pasión y siempre que necesiten algo me van a encontrar. Cuando yo salí si me lo hubiesen pedido habría dicho que no, porque hacían falta cambios en la federación que creo que ahora se han conseguido.

Tras ver la incorporación de Carlos Moyá al equipo de Rafa, ¿No le pica el "gusanillo" de volver a entrenar a algún jugador?

La combinación la veo excelente, pero en mi caso las semanas que empleo de viajes a día de hoy es para trabajar con Eurosport y con Televisión Española. Ahora mismo es mi máximo objetivo, comunicar a la gente, pero 25 semanas al año fuera de casa no quiero estar. Me compensan mucho más otros proyectos en casa que estar viajando tanto.

Ahora que Andy Murray ha llegado a la cima, al número uno mundial. ¿Usted como entrenador suyo en el pasado se siente partícipe de esos éxitos? ¿De haberle ayudado a estar dónde está?

Si yo dijera que me siento responsable de que Murray ha llegado a ser número uno la gente me diría que soy un fantasma. Y yo me considero de todo menos eso. ¿Qué es obvio que el trabajo que hicimos ha ayudado a que Andy haya quemado etapas y sea número uno? Pues tanto mi trabajo como el del resto de entrenadores que ha tenido hemos aportado cosas. Lo importante es que durante la época en la que trabajamos juntos él progresó y ha llegado este momento porque tiene una madurez mental muy grande, porque juega muy agresivo, compite en todas las superficies, especialmente en tierra donde antes perdía muchos puntos respecto a sus rivales. Considero que la etapa junto a él fue muy buena, si he colaborado o no en su éxito debería decirlo él.