Gala León dimite pero no se va

Gala León, durante una rueda de prensa. /
Gala León, durante una rueda de prensa.

La Federación rechaza la renuncia de la capitana, cada vez más sola

V.C.madrid

A escasas tres semanas de la eliminatoria ante Rusia de la Copa Davis, la situación del tenis español adquiere tintes dramáticos. Tan delicada es que la capitana Gala León se personó este domingo en Londres con el objetivo de reunirse con los jugadores para tratar de limar asperezas y acercar posturas,y horas después decidió presentar la dimisión, que por ahora no le fue aceptada por los dirigentes de la Federación Española (FET).

El malestar de los tenistas en siete puntos

1. Nula comunicación entre la Real Federación de Tenis Español y el tenis profesional, en especial con los integrantes de la Copa Federación y la Copa Davis.

2. Inexistencia de un plan estratégico para el desarrollo y promoción del tenis, desaprovechando los innumerables éxitos de nuestro deporte.

3. Falta de transparencia en la distribución de los recursos de la Real Federación Española de Tenis.

4. Carencia de planificación en el tenis base. Falta de un proyecto sólido y pocos medios destinados a su desarrollo.

5. La mala gestión de la marca "Tenis España" ha impedido una correcta y fructífera capitalización que garantice el buen desarrollo del deporte y éxitos en el futuro.

6. Inexistencia de sintonía entre los distintos colectivos del tenis español que ha derivado en el descenso alarmante del número de licencias y practicantes.

7. Liderazgo caótico y beligerante del sr. Escañuela que le ha llevado a su inhabilitación, anteponiendo sus intereses personales por encima del deporte y degradando la imagen del tenis con sus actuaciones".

Según algunas fuentes, la seleccionadora comunicó primero la renuncia en persona a Olvido Aguilera, presidenta en funciones en sustitución de José Luis Escañuela, inhabilitado por el Consejo Superior de Deportes (CSD) durante un mes, y después se la comunicó por teléfono al propio dirigente sancionado. Ambos rechazaron la dimisión de Gala y le invitaron a seguir, al menos hasta después del duelo ante los rusos.

La capitana de la Davis iniciará este lunes el seguimiento en Wimbledon de Daniel Gimeno y David Marrero, dos de los cuatro jugadores de perfil bajo que integran la selección que viajará a Vladivostok para medirse a los rusos del 17 al 19 de julio próximos. Días atrás, la capitana ya amagó con su dimisión «si eso sirviera para que Nadal y David Ferrer fueran a jugar a Rusia».

Sí hubo 'cumbre' este domingo en el All England Tennis Club de Londres pero sólo de los jugadores y técnicos, sin Gala León. La carta abierta, tras el cónclave es contundente. Las principales raquetas del tenis masculino y femenino español, además de otros ilustres ya retirados y numerosos técnicos rubricaron el comunicado contra el presidente de la RFET, José Luis Escañuela.

La nota, rubricada por siete jugadoras, quince jugadores y diez técnicos, que contaron con el apoyo de otros que forman parte en diversos ámbitos del tenis español, consta de siete puntos en los que resumen su malestar y preocupación por la situación del tenis español, acrecentado en los últimos tiempos por las diferencias con la Federación.

Así, los firmantes califican de "liderazgo caótico y beligerante" la actitud "del Sr Escañuela que le ha llevado a su inhabilitación, anteponiendo sus intereses personales por encima del deporte y degradando la imagen del tenis con sus actuaciones".

La nota hecha pública está firmada por Carla Suárez, Garbiñe Muguruza, Silvia Soler, Anabel Medina, Lourdes Domínguez, María José Martínez, Arantxa Parra, David Ferrer, Rafael Nadal, Feliciano López, Tommy Robredo, Roberto Bautista, Guillermo García López, Pablo Andujar, Fernando Verdasco, Daniel Gimeno Traver, Albert Ramos, Pablo Carreño, Marcel Granollers, Nicolás Almagro, Marc López y David Marrero.

También firman Toni Nadal, Pepo Clavet, Javier Duarte, Karim Perona, Albert Portas, Xavi Budo, Alejo Mancisidor, Gonzalo López, Carlos Costa y Tomas Carbonell. Con el acuerdo de Manolo Santana, Sergi Bruguera, Juan Carlos Ferrero, Carlos Moya, Alex Corretja, Alberto Berasategui, Jordi Arrese, Javier Sánchez Vicario, Roberto Carretero, Francis Roig, Joan Balcells, Beto Martin y Juan Avendaño.

El último de renuncia de la capitana se produjo sólo horas después de que Rafa Nadal pusiera voz al malestar de los jugadores y, durante una conferencia de prensa celebrada en Wimbledon, lamentase lo que está ocurriendo en el tenis español. «La situación está fatal. Se ha montado un show, el espectáculo que se está dando últimamente me parece lamentable. Bajo ningún caso creo que el tenis español lo merezca después de estos últimos 20 años. Nos acusan de peseteros y de falta de compromiso gente a la que ni le interesa el deporte y recuerdo que nosotros no necesitamos a la Federación porque tenemos nuestro propio circuito», espetó el manacorense.

Poderoso caballero

Una respuesta contundente de Nadal a unas afirmaciones previas de Gala León en las que aseguraba que la ausencia de los mejores representantes de la 'armada' española en la Davis no era debido a diferencias entre los profesionales y el 'staff' técnico de la federación, sino a «un problema económico» porque el torneo de la Ensaladera «no puede competir con el 'Money Prize' de otros torneos profesionales». Dicho de otro modo, Gala criticó a los jugadores porque, a su juicio, prefieren aumentar sus arcas que defender la camiseta de su país.

Elegida, no sin polémica enseptiembre del año pasado, Gala León se encuentra cada vez más sola y ni siquiera recibe el apoyo de los excapitanes. El último fue Jordi Arrese, que le pidió abandonar el cargo a través de una carta remitida a Eurosport. «Tu situación al frente de la capitanía de la Davis es insostenible. Se ha complicado todo tanto y ha derivado en tantos conflictos, que creo que no hay que ponerle más hierro al tema. No creo que tengas otra salida que no sea la de dejar tu puesto. Cuando uno asume un carto de tanta responsabilidad y no cuenta con el apoyo de la mayoría, lo más inteligente es dejarlo. Sin el apoyo de los jugadores, no puedes ser capitana», expuso Arrese.

A última hora del sábado, trascendió que Olvido Aguilera había solicitado una reunión urgente al nuevo ministro de Educación, Cultura y Deportes, Iñigo Méndez de Vigo, y anunciado la interposición de una querella contra Miguel Cardenal, presidente del CSD, por «intervencionista y preordenar los resultados de la auditora BDO en su trabajo realizado en la FET». Lejos de achicarse, el máximo responsable del deporte español considera que tanto Escañuela como Aguilera «siguen con sus maniobras de distracción cuando el tenis español y la opinión pública lo que exigen de verdad es transparencia».