Análisis

La paradoja de Benzema

Benzema celebra uno de los tres goles que le endosó al Athletic. /Susana Vera (Reuters)
Benzema celebra uno de los tres goles que le endosó al Athletic. / Susana Vera (Reuters)

El francés va camino de pulverizar su mejor registro anotador en el Real Madrid con menos pegada de los últimos años

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOTMadrid

En el Real Madrid con menos colmillo de los últimos años, su ariete va camino de reventar todos sus registros goleadores. Es la paradoja de Karim Benzema, que vivió sus primeras nueve temporadas en Chamartín en permanente sospecha y que ha emergido en la décima como el único estilete capaz de dar el paso adelante que se demandaba a principios de curso para paliar la marcha de Cristiano Ronaldo, a cuya sombra se desenvolvió como socio ideal del luso y de la que ha logrado salir para sepultar a base de dianas el recurrente debate sobre el 'nueve'. Hoy nadie le discute la condición de delantero de referencia a un futbolista que se ha convertido, al margen del efervescente Vinicius, en la única nota positiva de una campaña para olvidar del trece veces campeón de Europa, y que con su triplete ante el Athletic, el segundo en Liga desde que viste la zamarra blanca, dejó a tiro de piedra su mejor dato realizador de siempre, escribiendo de paso su nombre en otro hito para la historia.

Rubricó Benzema el domingo su octavo gol consecutivo. Desde el pasado 31 de marzo, todas las dianas del Real Madrid llevan su nombre, algo que nadie había sido capaz de lograr en los 117 años de historia de la entidad de Concha Espina pese a que por ella han desfilado figuras de la talla de Alfredo Di Stéfano, Ferenc Puskás, Hugo Sánchez o Cristiano Ronaldo. El récord en Liga lo ostentaba hasta ahora Puskás con siete tantos seguidos, la misma cifra que registraron Juan Monjardín (1926), Carlos Santillana (1980) y Fernando Morientes (1999) entre todas las competiciones. Con uno más igualaría a Quini (Sporting), Kodro (Real Sociedad) y Messi (Barcelona), los únicos capaces de enlazar nueve en la Liga española hasta que otro de sus compañeros pulverizó la portería del rival. Una cifra que refleja el enorme grado de dependencia que tiene de su artillero el equipo de Zinedine Zidane, exponiendo a la vez tanto la escasa contribución del resto de integrantes del plantel como la extraordinaria mordiente del '9'.

Contabiliza 30 goles el lionés en los 50 partidos que ha disputado esta temporada. Son el 28,84% del total del Real Madrid, prácticamente el mismo porcentaje de tantos al que puso rostro Cristiano Ronaldo en su último curso en Chamartín y superior al de dos de las nueve campañas como madridista del portugués. El mayor número de goles encadenados por el crack de Madeira fue de seis, dos menos de los que carga ahora en sus alforjas Benzema desde que facturase el tanto de la victoria frente al Huesca, inicio de una racha a la que siguió una diana contra el Valencia, un doblete ante el Eibar, el tanto del empate frente al Leganés y el 'hat-trick' contra el Athletic que elevó a cuatro la ventaja de goles que le lleva al quíntuple ganador del Balón de Oro este curso.

Salto sideral

Sólo Messi le supera en la carrera por el Pichichi y aunque los 33 goles del rosarino hacen imposible cualquier disputa por ser el máximo realizador de la Liga, Benzema roza ya su mejor registro con 21, a tres dianas de las que convirtió en la temporada 2015-2016. Está a dos de su curso más prolífico en el apartado anotador entre todas las competiciones, aquella temporada 2011-2012 en la que sus tantos representaron el 18,39% del total.

Más información

Fueron apenas el 7,89% de los del curso 2017-2018, su bagaje más pobre de blanco con 12 tantos. Es ahí donde se pone de manifiesto el salto sideral que ha pegado el lionés, que sólo se quedó sin marcar en el Mundial de Clubes y se ha convertido en el futbolista más empleado en una temporada que ha visto desfilar por el banquillo de Chamartín a Julen Lopetegui, Santiago Solari y Zinedine Zidane. Ha disputado 50 de los 52 partidos jugados hasta la fecha. 4.048 minutos, el 86,49% del total, repartiendo una decena de asistencias, seis de ellas en Liga, datos que contrastan con los de Bale, el otro llamado a recoger el estandarte de Cristiano y cuyo rendimiento es el reverso negativo del de Benzema, con once goles y cinco asistencias en 39 partidos y 2.401 minutos, el 51,3%.

«A mí no me sorprende lo que hace Karim», dijo Zidane tras su triplete ante el Athletic. El marsellés, que le defendió cuando andaba con la pólvora mojada, le reivindicó como el mejor delantero del momento. Sólo Messi, Mbappé y Quagliarella le superan en la pelea por la Bota de Oro, aunque Lewandoski y Piatek, que también han marcado 21 goles, llevan mejor promedio que el francés. Nadie ha anotado tantos de cabeza como él, 11, lo que confirma que este Benzema ha mutado en el 'killer' que nunca fue, a lo que suma una implicación y una capacidad de liderazgo desacostumbrada. Es por ello que el club, que durante meses sopesó la necesidad de reclutar a un depredador del área, ahora sólo contempla la llegada de un complemento. «Que haya otro atacante me da igual», apuntó el versátil atacante, un 'nueve' con alma de 'diez' que se ha ganado el aplauso unánime del Bernabéu.