España-Italia, duelo estrella de octavos

Antonio Conte, enfadado con su equipo. /
Antonio Conte, enfadado con su equipo.

JULEN LOPETEGUI

La última jornada de la fase de grupos se cerró con la sorprendente y trabajada clasificación de Islandia, dejándonos unos octavos de final muy interesantes, entre los que creo que hay que destacar el España-Italia.

más información

El equipo italiano cayó ante Irlanda, pero es evidente que utilizó el encuentro para empezar a preparar el partido del próximo lunes. En este tipo de campeonatos, cuando tienes la oportunidad de jugar un partido así, en el que tienes la clasificación atada, es muy bueno poder dar oportunidades a distintos jugadores porque así dosificas el esfuerzo y ayudas en general al grupo. Conte ha podido gestionar física y emocionalmente sus recursos de cara al partido de España.

Realmente considero que es el enfrentamiento a destacar de octavos y lo digo con optimismo. Confío en la selección española y, a pesar de las dificultades, es un grupo preparado para afrontar este partido y superarlo. Y voy más allá: si consigue derrotar a Italia, el equipo de Del Bosque va a tener una fortaleza tremenda para los cuartos de final.

El otro emparejamiento que más me llama la atención es el que jugará Portugal y Croacia. Los lusos se han clasificado con tres empates y me da la impresión de que es un equipo que seguramente va a ir a más en el torneo, con jugadores experimentados y de calidad en momentos de tensión. A Portugal le cuesta tener que ir a ganar los partidos pero igualmente es una selección muy difícil de derrotar. Espero un encuentro tremendamente abierto.

Ahora tenemos el primer parón, unos días fundamentales para todos los seleccionadores. Serán jornadas de recuperación de energías que a estas alturas de la temporada le van a venir muy bien a equipos como España. Para el lunes el equipo estará recuperado. ¿Cómo se afrontan estos días? Por mi experiencia, al final tienes que mantener ese punto de competición sin una excesiva carga y atendiendo a cada jugador; ahora mismo, cada uno de ellos demanda algo, en ocasiones es algo hasta personal. El mejor entrenamiento a estas alturas a veces es el descanso, siempre manteniendo la concentración y aprovechando el tiempo para conocer mejor a tu próximo adversario y sus diferentes matices. Es un momento muy importante para el trabajo de médicos, fisios y nutricionistas, que son fundamentales en esta batalla definitiva que va a librarse a partir del próximo fin de semana.