Ciclismo

Rohan Dennis sigue siendo el rey de la crono

Rohan Dennis celebra su victoria en la contrarreloj. /EFE
Rohan Dennis celebra su victoria en la contrarreloj. / EFE

El australiano repitió maillot arcoíris al superar al joven prodigio belga Evenepoel y al italiano Ganna, con Castroviejo vigesimocuarto

COLPISA/AFPHarrogate

El australiano Rohan Dennis se impuso este miércoles en Harrogate (Inglaterra) en la contrarreloj de los Mundiales de ciclismo por delante del fenómeno belga Remco Evenepoel, plata a sus 19 años.

Dennis, que defendía el título logrado ya el año pasado, aventajó a Evenepoel en más de un minuto tras recorrer los 54 kilómetros del trazado en Yorkshire, quedando la medalla de bronce para el italiano Filippo Ganna, distanciado en casi dos minutos del vencedor.

El recordman de la hora, el belga Victor Campenaerts, que partía como uno de los favoritos al podio, perdió todas sus opciones tras sufrir una caída.

Evenepoel, campeón del mundo júnior el año pasado, se ha convertido en el medallista más joven en la historia de la prueba de contrarreloj en un Mundial.

Era la primera vez que el joven campeón de Europa de la especialidad disputaba una contrarreloj tan larga. El joven prodigio belga sólo fue superado por Dennis, de 29 años, cuyo estado de forma era una incógnita después de no haber corrido desde que abandonó el pasado Tour de Francia (en julio) en la víspera de la crono de Pau, aparentemente por desavenencias con su equipo, el Bahrein-Merida.

«He pasado por momentos complicados, pero quería demostrar que sigo amando este deporte», declaró el ganador, que enfrentado a su equipo no disputó la crono con la bicicleta de la marca que patrocina a la formación.

Por ese amor al deporte, Dennis, explusmarquista mundial de la hora, consagró todo su tiempo desde su espantada en el Tour a preparar la contrarreloj del Mundial: «Quería defender mi título».

Cruzada la meta, el australiano, cuyo futuro se desconoce pese a tener contrato con el Bahrein-Merida hasta finales de 2020, se dejó ir por la emoción. Se abrazó emocionado a su esposa y a su hijo, que le esperaban en la llegada, antes de subir al podio a recoger su medalla y su maillot arcoíris de campeón del mundo.

A casi 50 km/h de media

Pese a ser el gran triunfador de la jornada, a Dennis le preguntaron en la televisión belga por Evenepoel, el joven prodigio que está llamado a marcar una época en el ciclismo. «En una palabra: impresionante», dijo sonriendo. «Aunque espero que aún pueda esperar unos años», añadió bromeando.

A una media de casi 50 km/h (49,788), Dennis se mostró como el mejor de todos los especialistas de la lucha contra el crono: dobló a Campenaerts y alcanzó en la meta al esloveno Primoz Roglic, reciente vencedor de la Vuelta a España y que había partido tres minutos antes.

El esloveno fue finalmente duodécimo, justo por detrás de Campenaerts. «No me he entrenado para un crono tan larga», explicó Roglic, que en la Vuelta se había impuesto en la única etapa cronometrada... de sólo 36 kilómetros de recorrido.

Los españoles, que no eran favoritos pero aspiraban a entrar en el top 10', no tuvieron una buena actuación: Jonathan Castroviejo fue 24º a 4:18 del vencedor y el balear Lluís Mas quedó a más de siete minutos (39º).