NBA

José Manuel Calderón: «Creo que voy a encajar muy bien en Detroit, por eso voy allí»

Calderón, con un grupo de chavales del Campus, entre ellos su hijo Manuel (a su izquierda). :: j. v. arnelas/
Calderón, con un grupo de chavales del Campus, entre ellos su hijo Manuel (a su izquierda). :: j. v. arnelas

El base extremeño se muestra muy ilusionado con su fichaje por los Pistons, avalado por una temporada en los Cavs que no olvidará jamás

MARCO A. RODRÍGUEZ BADAJOZ.

Por todos es conocida la profesionalidad de José Manuel Calderón dentro y fuera de la cancha. De ahí que no le falten ofertas para seguir perteneciendo a la mejor liga del mundo. Con cuerpo y rostro visiblemente cansados, este martes presentaba su Campus horas después de aterrizar en Madrid desde USA, donde acaba de oficializar su fichaje por unos Detroit Pistons a los que, además, fue a ver a Las Vegas. Con amable sonrisa, atiende todas las peticiones de los chavales, prensa, invitados..., cualquiera que se le acerque, y hasta tiene tiempo de colocar el balón del lado del patrocinador principal de esta semana de convivencia en la RUCAB pacense, donde en esta entrevista con HOY muestra abiertamente su ilusión de retornar a una franquicia que ya conoce tras su paso en 2013 y que quiere contar con él para volver a los playoffs. Lo dicho, un profesional.

-Empecemos por Detroit. ¿Cómo ha sido tu retorno estos días?

-No sabía lo que iba a pasar desde el 1 de julio y la verdad es que estoy muy ilusionado. Acabé la temporada muy feliz por como salió todo, pero el día 31 estás esperando lo que pase. Después te llama el agente y te dice que llegan cosas como la de Detroit. Me llama mi exentrenador Casey (ahora en Pistons) y me cuenta que quieren que sea parte del proyecto, que tienen a Reggie Jackson sano, a Blake Griffin desde el principio, etc., que necesitan tiro para abrir espacios dentro a Griffin y Drummond y quieren crecer y volver a playoffs después de ser novenos del Este. Será muy interesante, creo que voy a encajar muy bien allí y por eso voy. Es el sitio perfecto.

«Por números no, que ya no los miro, pero fue la mejor de mi carrera NBA, la mejor experiencia»

-¿Es Casey -su extécnico en Toronto- el que se interesa y te llama?

-Exacto. Él lo comunica al club y después le confirman que me llame si soy yo el elegido. Detroit junta todo lo que yo buscaba: poder jugar, poder ganar, un entrenador que confía en mí. Creo que podemos luchar en el Este, que estará más abierto tras la marcha de Lebron.

-Decides muy rápido. No dejas que pasen más días para dar el 'sí' a la oferta (2,3 millones de dólares por un año).

-No creas que hay muchos trabajos libres. Bases han firmado Chris Paul, Payton, Rondo... Hay muchos bases jóvenes por ahí, pero no hay mucho hueco. Hay equipos demasiado jóvenes que no buscan mi perfil porque quieren que juegen los jóvenes, como me pasó en Lakers. Haces cuentas equipo a equipo y no ves mucho. Así que vi que Detroit quería ganar, que eso ya es importante; un entrenador que te quiere y que vas a jugar. Al final lo tiene todo. Warriors no tiene hueco, Boston tampoco. No es fácil encontrar un equipo que luche por el 'Anillo' como Cleveland. No se sabe cómo será Lakers, que ya tienen a Rondo y Lonzo Ball. Sabía que no podía irme allí con Lebron.

-¿No esperastes a Warriors?

-Si es que el año pasado ya firmaron a Cook. Tienen a Curry, Cook y Livingston. Ya no cabía yo. El año pasado les faltaba ese tercer jugador, por eso se interesaron por mí. Tienen 14 fichas y tres bases ya.

-Se anunció tu incorporación casi coincidiendo con la 'bomba' de Lebron a Lakers. ¿Tuvo algo que ver?

-Bueno, todos los equipos estaban esperando a lo que hiciera Lebron. Según donde fuera cambiaban las cosas. Si se hubiera quedado en Cleveland, igual me quedo allí para que tengamos el mismo equipo.

-Tu elección por Detroit y el entrenador Casey puede significar la intención de dedicarte a ser asistente una vez acabe tu carrera NBA?

-Es difícil para mí. He renunciado a muchas cosas y a la familia como para dedicarme nada más acabar a ser entrenador o asistente. Le veo pocas opciones. Si algún día soy entrenador será mucho más adelante. Estoy seguro. Como mucho, cerca del 'from office', en los despachos.

-Curioso que vayas a tener de compañero a Pachulia, el que lesionó fortuitamente a Durant impidiendo tu traspaso a Golden State...

-(Risas). Es un tío encantador y somos de la misma agencia. Me escribió para decirme «¡eh! ya te la lié una vez, este año no te la lío». Siempre me recuerda aquello porque se siente mal. Pero es muy buen amigo.

-Vas a un sitio que en su día estaba muy interesado en que renovaras antes de irte a Dallas en 2013.

-Sí. De hecho el propietario me escribió el otro día para decirme que estaba encantado de tenerme allí de vuelta. Al 'general manager' lo conozco de los Raptors y me quería con ellos. Hay muchas cosas positivas de Detroit por las que era muy difícil decir que no.

-Vienes de gestionar casa, colegios, desplazamientos, etc. Y todo en tiempo récord. ¿Has pensado en montar algún negocio de asesoría, porque debes ser un maestro?

-Jeje. Lo hemos hablado muchas veces. Lo solucionamos todo en un par de días. Es siempre lo mismo, la verdad, y más en sitios donde repites. Pasé el reconocimiento médico, estuve buscando colegios, zonas donde vivir y las distancias con los entrenos y los colegios para mi mujer, etc. Al final decides qué es lo mejor y todo muy rápido, en un par de días.

Cleveland, en el recuerdo

-La de Cleveland será de esas temporadas que se te queden grabadas. ¿Puede ser la mejor tuya en la NBA, no en cuanto a estadística pero sí como experiencia vital?

-Totalmente. Los números ahora son casi lo que menos miro. Tengo 36 años y jugar una final es muy especial. Fue la mejor experiencia, sí. He disfrutado muchísimo. Lo he pasado muy bien. Cuando llegué no sabía mi rol. Al principio no jugaba, luego fui titular veinte partidos seguidos. Ha sido un año duro mentalmente pero muy divertido en la cancha cada vez que salía. Mis compañeros me respetaban y he hecho que la gente respetara y entendiera por qué se había firmado a José Calderón. La actitud de la gente me ha hecho disfrutar porque querían que yo jugara más y se quejaban, igual que la prensa.

-La noche que os clasificáis para la final será la mejor...

-Disfruté mucho. Para el que no lo ha hecho nunca -ganar un título de conferencia- es increíble, para otros que ya han llegado a eso será menos.

-Y jugando al lado de un tal Lebron.

-Sí. He hecho una muy buena relación con él. Íbamos un grupito a cenar cuando viajábamos y pasamos mucho tiempo juntos.

-¿Cómo es un jugador así cuando no se le ve en la pista y cómo lleva esa presión?

-Pues es un tío muy normal. Es un tío como yo. Charlamos de todo, se prepara, entrena, llega al pabellón y juega bien todos los días. Es alucinante. No sé como lo hace. Trabajo, trabajo y trabajo y que mentalmente es un privilegiado.

-Guardarás el vídeo donde te halaga a ti y al baloncesto español.

-Lo veo, lo veo. ¿Sabes qué pasa?, que eso es lo que piensa de verdad, pero ha costado mucho tiempo que lo dijera. Ha tenido que ir uno de nosotros allí para que lo dijera. Nos hemos ganado mucho respeto estos años con los Mundiales, Juegos...

-Cumplirás las 14. Te queda una temporada más para tu objetivo.

-Me encuentro muy bien, mejor que el año pasado.

-Osea, que vamos a por las 16, 17, o a pasar a Pau Gasol...

-A Pau no creo, pero mientras siga teniendo ofertas seguiré en la NBA.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos