Bertolucci en cuatro títulos emblemáticos

Robert de Niro y Gérard Depardieu, en una escena de 'Novecento'./R. C.
Robert de Niro y Gérard Depardieu, en una escena de 'Novecento'. / R. C.

Históricas, aventuras, acción, la producción del cineasta italiano nunca dejó indiferente a la audiencia

REDACCIÓNMadrid

El cine de Bernardo Bertolucci ha marcado a varias generaciones de espectadores. En sus películas se abordan todos los géneros, desde las grandes producciones a cintas caseras que, con el paso del tiempo, se han convertido en piezas emblemáticas dentro del séptimo arte.

El sexo del último tango en París (1972)

Si por una película será conocido el productor italiano es por 'El último tango en París' (1972), protagonizada por Marlon Brando, Maria Schneider y Jean-Pierre Léaud. Es un filme cargado de sensualidad que, en su momento -e incluso en la actualidad- está rodeado por la polémica tanto por el contenido de sus escanas como el modo en que se rodaron.

Si en los años 70 la censura hizo que miles de españoles viajaran a Francia para ver la escena de la mantequilla, cuarenta años después la polémica se ha centrado en que la actriz Maria Schneider, que entonces tenía 19 años, no había sido informada de que en aquella escena iba a ser sodomizada por Brando, de 48. El propio Bertolucci rechazó todos los extremos y aseguró que lo único que no estaba en el guión era que iban a usar la mantequilla como lubricante.

Historia, con Novecento (1976)

Otra de las grandes obras de Bertolucci fue 'Novento' (1976). Protagonizada por un gran reparto, entre los que se encuentran Robert De Niro y un joven Gérard Depardieu, la película que podría entrar dentro del género histórico. En ella se dibuja el ambiente en el que recieron las ideologías al principio del siglo XX en la Italia rural. La banda sonora es del genial Ennio Morricone.

Esta película en la que Bertolucci reflejaba la lucha de clases, con el fascismo italiano por medio, no fue bien vista ni por los estadounidenses ni por los entonces soviéticos. Y es que, en medio de la Guerra Fría, para los primeros se presentaba un filme demasiado de izquierdas, mientras que los segundos no estaban interesados en que un italiano fuera propagador de sus soflamas.

'El último emperador' (1985), la cumbre de su carrera

Sin embargo, la película más premiada de Bernardo Bertolucci es 'El último emperador' (1987), protagonizada por John Lone, Joan Chen y Peter O'Toole. Se trata de una producción biográfica sobre Pu Yi, el último emperador chino, ganadora de nueve Oscar y otros 39 premios más.

Bertolucci fue con este filme el primer director occidental autorizaddo por el régimen de Pekín para rodar las escenas dentro de la mítica Ciudad Prohibida. El director realiza una interpretación de lo que ocurrió a Pu Yi, no exenta de ideología, antes de la llegada del comunismo maoista al país.

'El pequeño buda (1992)'

De las últimas grandes producciones de Bertolucci destaca 'El pequeño buda' (1992). Protagonizada por Keanu Reeves narra la historia de un grupo de monjes tibetanos que buscan en Seatle (EE UU) a un pequeño, reencarnación de un antiguo lama. La película está llena de simbología: tanto en los colores, amarillos y ocres para representar oriente y azules y blancos para occidente, como en la trama, que trata de equiparar metáforas con la historia del príncipe Sidharta, interpretado por Keanu Reeves.

Bertolucci, que confesó su admiración por el budismo tras esta película, recrea con todo fasto y lujo de decorados una historia, muy al gusto de las superproducciones de Hollywood. El realizado llegó a confesar en que el perqueño buda se inspiró en la historia de Osel -Luz Clara, en castellano- Hita, el primer niño español reconocido como la reencarnación de un lama Yeshe cuando tenía tan sólo 14 meses.

 

Fotos

Vídeos