Multas de hasta 3.000 euros por ejercer la mendicidad en Cáceres

Una joven pidiendo limosna junto a la puerta del chalé de los Málaga. :: hoy/
Una joven pidiendo limosna junto a la puerta del chalé de los Málaga. :: hoy

La nueva ordenanza de convivencia ciudadana pretende sancionar por hechos como pedir en la calle o limpiar parabrisas en semáforos

ÁLVARO RUBIO

El Ayuntamiento de Cáceres quiere acabar con las bandas que explotan a personas para ejercer la mendicidad. Por ello la Comisión Informativa de Empleo, Recursos Humanos y Régimen Interior ha dado el primer paso para aprobar la modificación de la ordenanza de convivencia ciudadana. En ella pretenden incluir algunas conductas que pueden suponer multas de hasta 3.000 euros, una sanción que según el borrador al que ha tenido acceso HOY se impondrá en los casos más graves, es decir, aquellos en los que se ocupe el espacio público para realizar prácticas como pedir dinero y se haga con el acompañamiento de menores o de personas con discapacidad.

Según se puede leer en el nuevo texto, la ordenanza «pretende salvaguardar el derecho que tienen los ciudadanos a transitar por el municipio de Cáceres sin ser molestados o perturbados, la libre circulación de las personas, la protección de menores, así como el correcto uso de las vías y los espacios públicos».

Apunta a que tiende a proteger a quienes están en el municipio frente a «conductas que adoptan formas de mendicidad insistente, intrusiva o agresiva, así como organizada, sea de forma directa o encubierta bajo prestación de pequeños servicios no solicitados».

La oposición dice que «el texto da mucha importancia al papel de la Policía y poca a los servicios sociales»El Ayuntamiento destaca que el objetivo es acabar con las bandas organizadas que actúan en la ciudad

Con ese objetivo, la nueva ordenanza pretende prohibir actitudes que obstaculicen intencionadamente el libre tránsito de los ciudadanos por los espacios públicos, así como el ofrecimiento de cualquier bien o servicio a personas que se encuentren en el interior de sus vehículos. Para ello contempla multas de hasta 120 euros.

Además, incluye, entre otros comportamientos, la limpieza de los parabrisas de los automóviles detenidos en los semáforos. En ese caso la infracción se considerará grave y la sanción oscilará entre los 750 y los 1.500 euros.

Tráfico rodado

El Consistorio cacereño también quiere acabar con las actividades que puedan obstruir el tráfico rodado por la vía pública. Para eso contemplan multas de 200 euros. Éstas ascenderán a 300 cuando se desarrollen en lugares como la calzada y en zonas reguladas por semáforos.

Las sanciones más graves, que oscilan entre los 1.500 y los 3.000 euros, las aplicarán a aquellos que ejerzan la mendicidad con acompañamiento de menores o personas con discapacidad.

Los agentes de la Policía serán los encargados de poner las correspondientes multas. Primero informarán de la prohibición de determinada práctica y si no hacen caso a la autoridad procederán a sancionarles.

En cualquier caso las multas podrán sustituirse por sesiones de atención individualizada con los servicios sociales o por cursos de apoyo. Asimismo tendrán que informarles de la existencia de servicios que tienen a su disposición para recibir el apoyo público o privado que sea necesario con el objetivo de abandonar este tipo de prácticas.

Este borrador se someterá a exposición pública y tendrá un periodo de participación ciudadana después de su aprobación inicial en la Comisión Municipal de Empleo y Régimen Interior. Es muy probable que se modifique porque los partidos de la oposición consideran que «el texto da mucha importancia al papel de la Policía y poca a los servicios sociales».

El debate en torno a este asunto llegó al pleno municipal en enero de 2017, mes en el que se aprobó una moción de Ciudadanos para que se tomasen medidas contra la mendicidad profesional en Cáceres.

Sin embargo, no fue hasta la pasada semana cuando se dio luz verde al dictamen de la comisión con los votos a favor del PP, la abstención de PSOE y Ciudadanos y el voto en contra de Podemos.

Desde el grupo municipal de la formación naranja aseguran que el Partido Popular no pretende aprobar una nueva ordenanza. La representante de Ciudadanos en la Comisión de Empleo, Mar Díaz, critica que lo único que hace el Gobierno es incluir un artículo relacionado con la prevención de la mendicidad en dicha ordenanza de convivencia ciudadana.

Por su parte, la alcaldesa aclara que desde el Ayuntamiento se propone acabar con organizaciones que reparten a personas por puntos de la ciudad para ejercer la mendicidad y después las recogen en furgones y se las llevan. «Eso, ni esta ciudad ni ninguna otra se lo puede permitir, y por ello pretendemos evitar ese abuso de algunos que no tienen escrúpulos», concluye Elena Nevado.