Las escaleras mecánicas de la calle Alzapiernas de Cáceres se ponen en marcha

Primeros usuarios de las escaleras mecánicas, ayer. / Armando Méndez

Permanecerán operativas durante las 24 horas del día

María José Torrejón
MARÍA JOSÉ TORREJÓNCáceres

Ayer, once días después de la apertura al público de la calle Alzapiernas de Cáceres tras las obras de reforma, se pusieron en marcha las escaleras mecánicas que salvan la mitad del desnivel existente entre la Plaza de Obispo Galarza y la Plaza de la Concepción. Los peatones tienen que salvar la otra mitad de la calle mediante peldaños convencionales o, bien, mediante un sistema de rampas, ya que las escaleras eléctricas solo cubren la mitad del recorrido.

Según la información facilitada por el Ayuntamiento, permanecerán operativas durante las 24 horas del día. Con el fin de prevenir actos vandálicos, se han instalado dos cámaras de vigilancia que estarán conectadas con la jefatura de la Policía Local. Las escaleras tienen sentido ascendente. No obstante, se puede invertir en función de las necesidades del momento.

Con la activación de las escaleras mecánicas el Ayuntamiento pone punto y final a una controvertida obra que dio comienzo hace ocho meses, el pasado 28 de enero. Durante estos últimos días los peatones han podido usar la calle, pero no las escaleras mecánicas. El Consistorio decidió demorar su puesta en marcha para resolver unas diferencias relativas al contrato de mantenimiento. Hay que recordar que el compromiso de la empresa adjudicataria de la obra, GC 10, es asumir el mantenimiento durante los seis primeros años. «Pero como la titularidad de la escalera es del Ayuntamiento, tiene que firmar el Ayuntamiento el contrato. La cobertura que ese contrato da del mantenimiento de las escaleras, en el caso de que haya un problema, no nos quedaba clara en algunos aspectos», dijo Andrés Licerán, portavoz municipal, el 6 de septiembre, fecha de la apertura al público de la vía.

El coste de la intervención ha ascendido a 428.000 euros. Hay que recordar que la actuación también contemplaba la obra realizada en la calle Sánchez Varona y en Zurbarán. Al presupuesto inicial hay que añadir los 25.000 euros que costó la rampa provisional colocada en Alzapiernas de Semana Santa a la Feria.