CSIF se desvinculará de la guardería del SES cuando su gestión se vuelva a licitar

C. NÚÑEZ

Lleva en marcha desde 2007 y según Carmen Polo, su directora, el nivel de matriculación para el próximo curso es aceptable. Sin embargo, la guardería Veo-Veo, que se encuentra en el hospital San Pedro de Alcántara, afronta su futuro con cambios. Gestionada desde su apertura por el sindicato CSIF, éste reconoce su intención de desvincularse de esta gestión en el futuro. Actualmente, y ya vencido el contrato de explotación de esta escuela infantil, esperan a que el Servicio Extremeño de Salud (SES), saque de nuevo la licitación de esta guardería, tal y como explica Jesús Solana, el responsable provincial de este sindicato. Al parecer, y aunque oficialmente no se aporta información sobre este asunto, las familias se manifestaron en contra de un cierre que les dejaría colgados.

Respecto al nivel de ocupación Carmen Polo indica que «no estamos teniendo más que el año pasado pero tampoco estamos teniendo menos, no son una barbaridad de matrículas pero no estamos notando esa bajada que nos dice todo el mundo». En esta guardería suelen atender a un número de niños que oscila entre los 46 y los 55. «Este año tenemos 56 y para el curso que viene 50, llevamos con este intervalo de inscripciones al menos cinco años», indica. Considera que teniendo en cuenta la situación que se da en otros centros infantiles, ellos se mantienen.

Para Carmen Polo es importante distinguir entre las escuelas infantiles y los centros de ocio y ludotecas. «Es un problema a nivel nacional, hay muchos centros que se abre como ludoteca, pero luego acogen a niños de 0 a 3 años, es algo que es ilegal, porque en estos espacios solamente se admiten niños de hasta cuatro años», indica esta educadora.