«La cárcel vieja es un lugar de memoria clarísimo»

José Hinojosa ante la cárcel vieja de Cáceres, cerrada hace años y sin utilidad. :: jorge rey/
José Hinojosa ante la cárcel vieja de Cáceres, cerrada hace años y sin utilidad. :: jorge rey

Una asociación reclama al nuevo Gobierno local que busque fondos para adecuar el edificio y darle utilidad pública

MARÍA SÁNCHEZCÁCERES.

La Asociación Memorial en el Cementerio de Cáceres (Amececa) quiere que la antigua prisión provincial de Héroes de Baler sea declarada Bien de Interés Cultural. Para ello necesitan que el Ayuntamiento se haga antes cargo del inmueble.

El edificio comenzó a construirse en 1934 y tenía como objetivo, dignificar las condiciones de los presos que estaban en la antigua cárcel de la Audiencia. Su clausura como cárcel fue decretado en 1996, pero hasta mediados del año 2000 no la abandonaron los últimos internos. El cierre definitivo del inmueble fue en el año 2009.

Víctimas

«Es el único espacio importante de la represión franquista que queda en Extremadura como tal» La asociación considera que el inmueble de la avenida Héroes de Baler debe ser bien de interés cultural

José Hinojosa Durán, vicepresidente de Amececa, recuerda que en el 2015 la asociación ya planteó la necesidad de que la cárcel vieja albergara un espacio dedicado a la memoria de las víctimas durante la Guerra Civil y el franquismo, para que los ciudadanos conozcan lo que sucedió durante esos años. «Se trata del único espacio importante de la represión franquista que queda en Extremadura como tal, así que sería un lugar de memoria clarísimo», afirma.

Al ver que el edificio se deterioraba cada vez más, Amececa decidió pedir en noviembre de 2017 que se declarase Bien de interés Cultural. Reclaman a las autoridades que busquen financiación junto con la Diputación de Cáceres, la Junta de Extremadura, el Gobierno y la Unión Europea, como han hecho otras provincias de España. «En Salamanca se hizo entre el Gobierno y la Junta y eso se podría hacer aquí, pero se tiran la pelota unos a otros y no nos dan una respuesta». Comenta Amececa.

La Dirección General de Bibliotecas, Museo y Patrimonio Cultural de la Junta de Extremadura no ha emitido ninguna conclusión sobre la decisión que van a tomar respecto a la idea de incorporar este inmueble a la lista de Bienes de Interés Cultural, y afirman que están evaluando diversas opciones, tanto en lo que concierne a su titularidad, como en lo referente a su estado arquitectónico.

10.300 metros

Se trata de una construcción de 10.300 metros cuadrados Hinojosa explica que además del uso social y cultural que el Ayuntamiento aprobó por unanimidad en el año 2006, piden que un espacio importante de la cárcel se dedique a la memoria. Allí, proponen, se podrían desarrollar entre otras actividades talleres educativos para jóvenes, exposiciones, disponer de un centro de documentación y una biblioteca donde se pudiesen celebrar diferentes actos.

Además, otra de las reivindicación de Amececa es que se les facilite una información más completa sobre los expedientes de los presos durante el franquismo. En este momento, se pueden consultar en el Archivo Histórico Municipal si el apellido empieza de la letra A a la G.

Para conocer información del resto, hay que pedir un permiso y realizar varios trámites. Así que José Hinojosa, pide que se trasladen todos al Archivo Municipal para que sea más sencillo informarse sobre lo ocurrido.