Bloqueo del futuro parque comercial de Cáceres al denunciar Pronorba que el suelo es suyo

Zona en la que se quiere levantar el futuro parque comercial de medianas superficies.. /Armando Méndez
Zona en la que se quiere levantar el futuro parque comercial de medianas superficies.. / Armando Méndez

La empresa asegura que es propietaria de un 60 por ciento de los terrenos y que el proyecto no puede seguir adelante sin presidir la Agrupación de Interés Urbanístico

Manuel M. Núñez
MANUEL M. NÚÑEZCáceres

Para hacer buena la máxima de que no hay iniciativa que se presente en Cáceres y que no encuentre algún problema para salir adelante, el futuro parque comercial junto a Carrefour ha chocado con un contratiempo que parece abocarle al bloqueo o incluso a los tribunales. El proyecto se ha diseñado a espaldas del principal propietario de los terrenos. Esa es la denuncia que ha trasladado al Ayuntamiento y a la Junta de Extremadura la empresa Pronorba, que asegura ser titular de alrededor de un 60 por ciento de la superficie. Entre la documentación que ha incluido en sus reclamaciones ante la Administración aparece una certificación del registro de la propiedad número 1 de Cáceres en la que se reseña que «la finca registral 1.317 consta inscrita a favor de la sociedad Pronorba SL». Se encuentra libre de cargas y fue registrada en escritura pública ante el notario de Garrovillas el 15 de febrero de 1995.

Como propietario de la mayor parte del terreno sobre el que se quiere levantar el parque de medianas superficies en la avenida del Ferrocarril, Pronorba pide incorporarse a la Agrupación de Interés Urbanístico (AIU) Comercial Ruta de la Plata. Pero no se queda ahí. En uno de los escritos registrados en el Consistorio, reclama «la presidencia de la citada Agrupación». Ese cargo lo ocupa en la actualidad Fernando Jiménez Escandón, que rechaza de plano los argumentos de la mercantil. En un documento que pasó por el registro municipal el 22 de enero dirigido al área de Planeamiento, Jiménez Escandón califica como «sorprendente» el contenido de la alegación de Pronorba. Apunta que «carece del cualquier solvencia técnica». Además, añade que «jurídicamente no tiene ninguna consistencia». Atender la pretensión de la empresa causaría un claro perjuicio, opina, «teniendo en cuenta la importante inversión y creación de puestos de trabajo que conlleva el proyecto». Desde Pronorba no se quisieron ayer hacer comentarios sobre este asunto a consultas de HOY. Tampoco el Ayuntamiento se pronunció. La última noticia sobre el futuro parque comercial llegó este verano. Fue con la presentación del programa de ejecución el pasado mes de agosto. Ya entonces se estaban produciendo los primeros contratiempos, sin embargo.

Según ha constatado este diario, Pronorba ha presentado al menos cuatro reclamaciones sobre este asunto ante la administración, tres ante el Ayuntamiento y una ante la Junta de Extremadura. También hay un escrito en el que se dirige a la alcaldesa, Elena Nevado, para ponerla en antecedentes. De la misma forma, por vía oficial se ha dado traslado del caso a la consejera de Medio Ambiente, que tiene las competencias en materia urbanística, Begoña García Bernal.

«Nada debe retrasar ni impedir el desarrollo y la futura materialización de la inversión prevista en aras de conseguir la mayor actividad económica y generación de empleo en nuestra ciudad», argumenta en uno de sus escritos registrados Pronorba. Se reserva las acciones legales, advierte en el mismo.

La consulta de viabilidad se aprobó en pleno municipal el 18 de mayo de 2017. Todos los grupos políticos votaron a favor excepto CáceresTú, que se abstuvo. En el registro del Ayuntamiento consta una primera alegación de Pronorba el 17 de noviembre de 2017.

Solo unas semanas después, el propio Consistorio se adhirió a la Agrupación de Interés Urbanístico, esta vez con el voto en contra de CáceresTú. Se atribuye un 24 por ciento de la propiedad como «titular de 9.600 metros cuadrados». Pronorba también lo rebate:«Los terrenos cuya titularidad dice ostentar esta administración, y por los que procede a su adhesión a la AIU Comercial Ruta de la Plata, entendemos que son propiedad de mi representada», afirma Rodolfo Orantos, director de Pronorba, en otro escrito del 18 de enero. En el mismo, avisa: ante la exclusión de la sociedad que dirige «es imposible la viabilidad de la Agrupación existente».

«Los problemas que se han encontrado son menores y subsanables. El proyecto sigue adelante», indicaron desde la promotora del parque comercial, Bogaris, en agosto. Pero han pasado tres meses y el asunto no se ha visto ni en comisión ni en pleno. La alcaldesa decía hace un año que el parque estaría en ejecución en 2018. Ahora hay amenaza de bloqueo con la reclamación de Pronorba, a la espera de que esta se resuelva en vía administrativa o incluso judicial.

La promotora señala a la alcaldesa y a seis funcionarios del Ayuntamiento

El registro único de la Junta de Extremadura recibió el pasado 26 de abril la reclamación de Pronorba que alude a la propiedad de 120.000 metros cuadrados en la finca La Labradora. Serían, según ese cálculo, 25.316 metros cuadrados de los 38.857 del futuro parque comercial. En ese escrito se añade que está acreditada la propiedad a través de tres vías: el registro, el Ministerio de Industria y la propia Junta de Extremadura.

El 27 de abril, el registro municipal recibió una copia de la reclamación, pero con un detalle adicional. Esta vez Pronorba hace mención expresa del problema no solo a la propia administración sino a la alcaldesa y otros seis funcionarios a los que traslada la responsabilidad y a los que cita expresamente: secretario, letrado mayor, director de la Oficina de Desarrollo Urbano, jefe de Urbanismo, jurídico de Urbanismo y jefa de Patrimonio.

 

Fotos

Vídeos