Becas escolares en lugar de claveles, la solidaridad de la Espina

M. F. R. BADAJOZ.

Por segundo año, el Cristo de la Espina no llevará su clásico manto de claveles rojos. Sobre sus venerados pies llevará brezo y romero silvestres que los propios hermanos de la cofradía han recogido y llevado hasta Las Descalzas. El motivo es que la cofradía ha decidido, de nuevo, destinar el dinero de los claveles a una obra social. Este año será para becas escolares.

«El año pasado nos hicimos eco de la necesidad de leche que tenía el Banco de Alimentos y así lo hicimos y fue un éxito. Este año, nos contaron que en el Seminario dan becas de estudio a los niños y hemos decidido que en vez de claveles vamos a destinarlo a esto», detalla Ana Sánchez-Barriga, hermana mayor de la cofradía.

«Lo que le pedimos a la gente que quiera donar claveles al Cristo es que nos den el importe económico que iban a destinar a comprarlos, y nosotros se lo entregaremos al Seminario para las becas escolares», añade.

De esta forma, la cofradía de la Espina inicia una andadura solidaria que espera que se convierta en tradición en Las Descalzas al menos, dice Sánchez-Barriga, «mientras yo sea hermana mayor».

«Cada año buscaremos una obra social con la que contribuir. Como hermandad, nuestra obligación aparte de sacar los pasos a la calle y llevar con ellos la fe, es hacer obra social, sin ella no tendríamos sentido», concluye.