Una orquesta del siglo XVIII

El clavecinista Santiago Pereira, director del Festival y de la Orquesta Barroca de Badajoz. :: Pakopí/
El clavecinista Santiago Pereira, director del Festival y de la Orquesta Barroca de Badajoz. :: Pakopí

La Barroca de Badajoz se presentará el 7 de abril en el Festival de Música Sacra

Antonio Gilgado
ANTONIO GILGADOBadajoz

El ejemplo de Santiago Pereira resulta muy ilustrativo. Solo puedes disfrutar de un edificio de cuatrocientos años si lo mantienes y los restauras. La música de hace cuatro siglos hay que rescatarla y mostrarla al público.

Con esa intención arrancó en 1995 un modesto ciclo de música sacra en la ciudad. Casi un cuarto de siglo después, este certamen ha ganado la categoría de festival que arranca el 30 de marzo y termina el 7 de abril. Conciertos en San Andrés, San Juan de Ribera, el convento de Santa Ana y la catedral metropolitana.

Santiago Pereira y la Sociedad Filarmónica llevan diez años programando. Han convertido el ciclo de Badajoz en uno de los más representativos del género y en un escaparate para los músicos locales. Dos nombres de esta edición para entender su filosofía: Guillermo Turina y Álvaro Mota. El primero es el violonchelista nieto del famoso compositor y uno de los instrumentistas que mejor interpreta las partituras del siglo XVIII.

La Filarmónica ha convertido el ciclo pacense en uno de los más representativos del género

El segundo estudió en el conservatorio de Badajoz y hoy se especializa en París. Es uno de los referentes del género que ha salido de la ciudad. «Potenciamos lo que tenemos aquí y traemos agrupaciones de primer nivel. Esa ha sido nuestra seña de identidad». En esta década ha notado un público cada vez más interesado y a más profesionales interesados por reconstruir y rescatar composiciones del Barroco español para interpretarlas y editarlas.

Las piezas que hoy se tocan con clave, hace pocos se hacían con piano. La reconstrucción empieza a dar sus frutos.

Pereira es clavecinista y enseña clave en el conservatorio superior de Badajoz. Su instrumento se considera el antecesor del piano. Ya existía en el Renacimiento pero fue muy utilizado en el Barroco.

Para divulgar esta época, el festival da un paso más. El domingo 7 de abril a las seis de la tarde en la iglesia San Juan de Ribera debutará la Orquesta Barroca de Badajoz. Se trata de la primera agrupación musical que se crea en Extremadura integrada exclusivamente por instrumentos barrocos para interpretar música antigua con criterios históricos.

Instrumentos con 400 años

Pereira y otros once músicos profesionales tocarán con violines o contrabajos de hace cuatrocientos años para un repertorio que incluye el 'Stabat mater' de Vivaldi y algunos fragmentos de oratorios sacros de Händel. «El público nos ha empujado a dar este paso. Cada concierto que organizamos se llena y por la calle la gente me pregunta por la programación. Por eso queríamos crecer».

El contratenor Xabier Sabata y el violonchelista Turina son las otras apuestas de un certamen que cumple 24 años

A la Orquesta Barroca de Badajoz le acompañará en su presentación oficial el contratenor Xabier Sábata. Tiene conciertos en Londres, París o Roma. Conseguir que venga ahora es todo un logro. Aprovecharán la visita para que el día siguiente imparta en el conservatorio una clase magistral a los alumnos de canto. «Va a ser algo muy especial para nosotros y tenemos el aliciente de que todo lo que hemos hecho en Badajoz ha tenido éxito». Aunque se ha formado para este festival, su director espera que en un futuro también puedan tocar en certámenes similares. Insiste en que el Festival de Música Sacra y Antigua es el mejor punto de partida. Más de veinte ediciones han generado un público entendido, consolidado y fiel. «Tenemos un festival muy potente». El creciente interés por este género, sospecha, viene porque los que se acercan a escucharla descubren que las composiciones de los siglos XVII y XVIII de las catedrales resultan muy frescas. «Se hacían para el momento, para que la gente la entendiera y la disfrutara en las iglesias». De ahí el interés por mantener los conciertos en las iglesias de Badajoz. «Las devolvemos a su sitio natural».

La edición arranca con la agrupación Álvaro Mota, el clavecinista de Badajoz y exalumnos de Pereira. Será el 31 de marzo en San Andrés a las ocho y media. El 3 de abril en Santa Ana llega el turno para Turina, acompañado por la clave japonesa Tomoko Matsuoka y la soprano Eugenia Boix. El día 4 de abril en la catedral actúan Marta Infante y el arpista Manuel Vilas. El 7 será el turno de la Orquesta Barroca de Badajoz y el 8 la clase magistral de Sabata.