La Junta encarga un expositor sobre la matanza de Badajoz para el Palacio de Congresos

Exterior del Palacio de Congresos Manuel Rojas, que se levanta sobre el solar de la antigua plaza de toros. :: /PAKOPÍ
Exterior del Palacio de Congresos Manuel Rojas, que se levanta sobre el solar de la antigua plaza de toros. :: / PAKOPÍ

La muestra será fija y servirá como espacio de interpretación y homenaje de los asesinados en agosto de 1936 en la vieja plaza de toros

MIRIAM F. RUA

La Consejería de Cultura de la Junta de Extremadura acaba de encargar el diseño, la fabricación y la instalación de la exposición sobre la matanza de Badajoz en el Palacio de Congreso Manuel Rojas. La muestra tendrá carácter permanente y estará lista para finales de noviembre. La exposición pretende servir como espacio de interpretación y homenaje a los asesinados en agosto de 1936 en la antigua plaza de toros, que estaba donde hoy se alza el Palacio de Congresos. Precisamente, la represión posterior a la toma de la ciudad por parte de las tropas franquistas es lo que se conoce como la matanza de Badajoz y su escenario más simbólico fue el viejo coso de Ronda de Pilar, porque allí se concentraron a los prisioneros del bando republicano y se llevaron a cabo las ejecuciones en masa.

La Junta de Extremadura ha tomado la iniciativa, explican desde Cultura, en respuesta a la moción aprobada por la corporación municipal de Badajoz en la que se le instaba a divulgar este hecho. El texto fue impulsado por Podemos en el pleno del 14 de abril de 2016.

La muestra que propone la Junta tendrá un expositor fijo en el interior que se colocará en la pared que hay antes de la recepción. Consistirá en un panelaje informativo de gran formato, que albergará textos, documentación gráfica y audiovisual y vitrinas para alojar objetos, libros y periódicos sobre los acontecimientos de agosto del 36.

En este espacio se expondrá también la maqueta que ya existe de la escultura solar de Blanca Muñoz que en 2006 se puso en el exterior del Palacio de Congresos para homenajear a las víctimas de la Guerra Civil y que junto a la placa que hay en el interior del Palacio de Congresos (que colocó el arquitecto del edificio), son las únicas referencias históricas que hay de lo que allí ocurrió hace 82 años.

La placa que busca el consenso desde hace dos años

En el mismo pleno municipal de abril de 2016 al que hace referencia la Junta de Extremadura para impulsar la instalación fija de un espacio dedicado a la matanza de Badajoz, todos los grupos municipales acordaron colocar una placa de homenaje en el Palacio de Congresos que recordase la masacre de agosto de 1936. Dado que durante la sesión plenaria no se llegó a un acuerdo sobre el contenido de la placa, se decidió trasladar a la comisión de Cultura su redacción para alcanzar un texto de consenso, donde además de recordar a las víctimas se lanzase un menaje de reconciliación. De eso hace ya dos años y nada se sabe.

En el exterior también se va a instalar un panel informativo con texto e imágenes alusivas a la matanza de Badajoz. Irá colocado junto al que ya existe sobre el baluarte de San Roque, el bastión del sistema amurallado donde estuvo encajada en su día la plaza de toros y donde hoy está el Palacio de Congresos.

Los contenidos y el material que nutran esta muestra los elaborará la empresa que resulte adjudicataria del concurso convocado por la Consejería de Cultura. Sin embargo, especifican desde este departamento, tendrá que contar antes con su visto bueno y con el del Proyecto para la Recuperación de la Memoria Histórica de Extremadura (donde están la Junta, las dos diputaciones y la Universidad de Extremadura).

Su coste: 14.520 euros

La exposición estará lista para el próximo mes de noviembre, por lo que podría abrirse al público antes de que termine el año. Cultura no ha querido aventurar los plazos, a la espera de que finalice el proceso de licitación del concurso en marcha. Para costear la muestra, la Junta ha reservado una partida de 14.520 euros.

Tendrá documentación gráfica, audiovisual, textos y exhibición de objetos, libros y periódicos

Con la incorporación de este espacio permanente sobre la matanza de Badajoz, el Palacio de Congresos –confirma la Junta– «podría considerarse lugar de memoria dentro de la futura Ley de Memoria Histórica y Democrática de Extremadura». Esta figura, introducida en el texto, supone el reconocimiento de este enclave de Badajoz y su protección a la hora de plantear reformas o obras. Además, implicaría su apertura al público al menos cuatro días al mes (según recoge el anteproyecto de ley) y su inclusión dentro de itinerarios culturales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos