El sector del higo seco extremeño estudia crear una marca de calidad

Carmen González, de Cicytex, Alberto Cruz, de Adismonta, y Antonio Cabezas, de la Junta:: J.M. ROMERO/
Carmen González, de Cicytex, Alberto Cruz, de Adismonta, y Antonio Cabezas, de la Junta:: J.M. ROMERO

La región es la principal productora del país y lidera un proyecto de innovación para conseguir la máxima calidad sanitaria

CELESTINO J. VINAGRE

La Junta lanza la propuesta y el sector del higo seco recoge el guante. El Gobierno regional entiende que se dan las condiciones para intentar que el higo seco extremeño tenga una denominación de origen (DO) propia o una indicación geográfica protegida (IGP). Y más ahora cuando se trata de un cultivo en crecimiento, con buen mercado y que, en el caso de los productores extremeños, ha desarrollado un proyecto de innovación para lograr la excelencia, la máxima calidad, higiénica-sanitaria de este fruto. El proyecto, con el aval del Ministerio de Agricultura, ha contando con la participación de productores y comercializadores extremeños y también de Ávila, además del concurso de la Universidad regional y el Cicytex (Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura).

España es la principal productora de higo la Unión Europea, por encima de otros países mediterráneos como Italia o Grecia, y Extremadura es quien lidera este sector en España. En nuestro territorio se encuentra el 45% del terreno nacional de este cultivo. Las higueras se concentran básicamente en la comarca de Montánchez, en la localidad de Almoharín, de donde sale el 30% de la producción total del país de un higo considerado como de una gran calidad. El otro núcleo importante de higueras en la región se ubica en el triángulo compuesto por los municipios de Barcarrota, Salvaleón y Salvatierra de los Barros.

Los datos ofrecidos por la Junta indican que la comunidad extremeña tiene más de 5.800 hectáreas de higueras y una producción por campaña superior a las 9.000 toneladas. La superficie de cultivo ha crecido un 14% en la última campaña, con más de 700 nuevas hectáreas, muchas de ellas en los regadíos de las Vegas del Guadiana, como ha informado HOY. La provincia de Badajoz concentra 3.138 hectáreas de cultivo y la de Cáceres, 2.037.

Antonio Cabezas, director general de Agricultura y Ganadería, ha destacado el peso y la calidad del higo extremeño dentro del contexto europeo y ha lanzado el reto al sector de una creación de una DO o una IGP para seguir mejorando. Lo ha hecho durante la presentación del grupo operativo del higo seco, un grupo que ha contado con cooperativas, empresas y administraciones. Su objetivo último es, primero, diseñar una estrategia de innovación para conseguir la máxima calidad higiénico-sanitaria del higo seco y, en segundo lugar favorecer que esa innovación haga que el higo seco de la región cuente con nuevos mercados y pueda ofertar nuevos productos derivado de este fruto.

Este grupo operativo ha elaborado estrategias de innovación en materia de recolección, transformación, envasado y elaboración de nuevos productos para desarrollarse a corto y medio plazo. La Asociación para el Desarrollo Integral de Sierra de Montánchez y Tamuja es la coordinadora del programa operativo. Y han participado en él la cooperativa Redahigos de Almoharín, la cooperativa San Sebastián del también municipio cacereño de Arroyomolinos, la cooperativa Nuestra Señora de la Consolación de Montánchez; la Gredosur de Poyales del Hoyo (Ávila); la Agrupación de Cooperativas del Valle del Jerte y las empresas Exmesa, de Badajoz, y Alfonso Cruz, de Villar de Rena, en las Vegas Altas del Guadiana.

 

Fotos

Vídeos