«La función disuasoria es importante para evitar robos en el campo»

José Luis Gallego, junto al vehículo de Guardería Rural. :: e. d./
José Luis Gallego, junto al vehículo de Guardería Rural. :: e. d.

Desde la Guardería Rural de Don Benito valoran de forma positiva el sistema de mensajería para alertar de los robos

ESTRELLA DOMEQUE

Don Benito. El servicio de Guardería Rural del Ayuntamiento de Don Benito es uno de los estamentos implicados en el nuevo sistema de mensajería instantánea para alertar sobre robos en el campo, que ha puesto en marcha la Asociación de Agricultores de Don Benito. Uno de los miembros de la Guardería Rural es José Luis Gallego López, que señala que en estas primeras semanas de verano han notado un descenso en los robos, con respecto a otros años.

-¿En qué consiste la labor que realiza la Guardería Rural en esta zona?

-Fundamentalmente la vigilancia del término rural de Don Benito, excepto las entidades locales menores. El término municipal de la localidad dombenitense tiene una extensión de unas 54.000 hectáreas, menos las entidades locales que serán en torno a 10.000 hectáreas.

«El consejo más práctico es tener todas las herramientas marcadas y con referencias» «Este año ha disminuido bastante el número de robos. Son casos puntuales y aislados»

-¿Cómo es el día a día en esta época del año?

-Ahora en la época estival, desde abril a septiembre sobre todo, normalmente se hace más vigilancia en la zona de riego, por la actividad que conlleva, también el control de frutos como el melón, sandía, frutales y las instalaciones de riego, junto con los materiales como cables, baterías, entre otros. Además, de los problemas cotidianos entre particulares, problemas catastrales, cambios de cultivos, que es durante todo el año.

-¿Y el resto del año?

-Más centrado en esos problemas, pero también en la vigilancia de naves agrícolas y campos. Entre los particulares actuamos como mediación en asuntos de lindes o vallados de fincas, errores catastrales, entre otros. Pero también es muy importante en otros meses la labor de vigilancia que hacemos en las explotaciones de olivos, donde se producen importantes robos.

-¿Cómo está siendo el inicio de la época estival?

-Este año ha disminuido bastante el número de robos. Son casos puntuales, como el de esta semana con el robo de 3.000 kilogramos de melones en Ruecas, que además se ha activado la alerta sanitaria por no ser aptos para el consumo. Pero son bastante aislados con respecto a otros años en los que ha habido bastantes más robos en esta época. De momento, tenemos constancia de varias baterías y algún sistema de riego.

-Estáis involucrados en el nuevo sistema de avisos de la Asociación de Agricultores de Don Benito.

-Sí, estamos dentro del grupo de mensajería instantánea que se ha creado para este fin. Así tenemos conocimiento de todos los robos que se realicen y en qué zona. Es una forma de reforzar la vigilancia en esos puntos donde hay más robos.

-¿Qué valoración hacéis de este sistema?

-Es muy positivo, porque antes el agricultor muchas veces no se preocupaba en denunciar por ejemplo el robo de una batería, se apañaba y los pequeños robos la gente no los denunciaba. Pero ahora con este grupo es más sencillo para el agricultor y puede servir como estadística. Ya si es un robo considerable es mejor acudir directamente a denunciar. Esta función disuasoria es muy importante, de hecho, en otros términos municipales que no tienen Guardería Rural están aumentando los robos.

-¿Qué consejos se pueden dar a los agricultores?

-El más práctico es tener todas las herramientas e instalaciones marcadas y con referencias. Incluso fotografiadas, porque hoy en día todos tenemos móviles para tener una imagen de nuestro material que puede servir en un futuro si en algún momento se detienen a algún individuo con el material sustraído, se pueda demostrar.

 

Fotos

Vídeos