El valor de la producción nacional de cereal llega a 4.200 millones

Parcela que no se cosechará esta campaña en Llerena. :: BRÍGIDO/
Parcela que no se cosechará esta campaña en Llerena. :: BRÍGIDO

La cosecha se disparó el año pasado un 44,4%, superando los 23 millones de toneladas, gracias a las generosas lluvias desde febrero

CELESTINO J. VINAGRE

A pesar de sus endémicos problemas, el sector de los cereales en España sigue teniendo un importante peso dentro del sector agroganadero nacional. Según datos del Ministerio de Agricultura, el sector cerealístico alcanzó el año pasado un valor de producción estimado para 2018 de 4.278 millones de euros.

Esa cantidad representó el 8% de la PRA (Producción de la Rama Agraria) y el 13% de la PRV (Producción de la Rama Vegetal). En 2018 el valor de la producción se recuperó, se destaca desde el departamento que dirige Luis Planas. Representó el segundo valor más alto de los últimos cinco años. El mayor se logró en la campaña de 2013.

En España se cultiva una media de seis millones de hectáreas de cereales. «Es el sector con mayor base territorial y con distribución a lo largo de todo el territorio», dice Agricultura.

La cosecha nacional de cereales 2018 (comercialización 2018/2019), se estima en 23,26 millones de toneladas, un 44,45% más que el año pasado. Las abundantes lluvias de finales del invierno y durante toda la primavera permitieron ese gran dato frente a la mala campaña anterior a causa de la sequía.

La superficie destinada a la producción de cereales para la cosecha 2018 fue de 5,87 millones de hectáreas. De ellas, el 28,8% fueron para la siembra de trigo blando. El mayor porcentaje de terreno, el 43% del total, fue para la cosecha de cebada, que se repartió a lo largo de 2,56 millones de hectáreas por todo el país. Las principales regiones cerealistas son Castilla y León, Castilla la Mancha, Aragón y Andalucía. Castilla y León con el 34% de la superficie, es la principal productora de trigo blando, cebada y centeno. Extremadura es la sexta productora de trigo blando y la séptima en cebada.