El año de Cecilia y su ramito de violetas

Cecilia, la intérprete del gran éxito musical de 1975. /
Cecilia, la intérprete del gran éxito musical de 1975.

Con un billete de mil pesetas en el bolsillo el españolito de 1975 se sentía el 'rey del mambo'

MIGUEL SALVATIERRAMadrid

Incluso aquellos que tengan edad suficiente para recordar cómo era la vida en 1975, deben hacer un gran esfuerzo de imaginación para viajar en el tiempo 40 años atrás y sentirse inmersos en esa sociedad. Los adictos a los Alcantará y 'Cuentamé' lo pueden tener algo más fácil, pero ni aún así. Cómo si no, hacerse a la idea de que con mil pesetas en el bolsillo, muchos de los españolitos de entonces se sentían los reyes del mambo.

Especial

Con esas mil pesetas, que en 1975 cundían tanto, se podían gastar 10 en una caña y 100 en una entrada de cine. Hoy, esas 1.000 pesetas se transforman al cambio en seis euros, que solo servirían para tomarse dos o tres cañas (precio medio entre 2,20 y 2,40 euros). El salario mínimo anual era de 122.400 pesetas, poco más de 735 euros. Un televisor costaba, dependiendo del tamaño, entre 11.000 y 27.000 pesetas; de ahí, que solo estuviera presente en el 79% de los hogares, aunque las ventas a plazos lo facilitaran.

Los discos LP, más conocidos hoy como vinilos, no eran nada baratos y podían llegar a costar 300 pesetas. La canción de Cecilia 'Un ramito de violetas' se convirtió en aquel año en el gran éxito de la canción española, con permiso del grupo Desmadre 75, cuyo tema 'Saca el güisqui cheli' martilleó todos los oídos. Era también el momento de Raphael, Camilo Sesto, José Luis Perales, Sergio y Estíbaliz o Lolita. La mayor novedad musical fue el salto de un guitarrista de flamenco a la popularidad y a la fama mundial con una rumbita: Paco de Lucía y 'Entre dos aguas'. El verano, sin embargo, era ya dominio del incombustible, Georgie Dann y sus gogos, que arrasaron con 'Bailemos el Bimbó'. Para los más rockeros fue el año de 'Born to run' de Bruce Springsteen.

En la moda había también ganas de ruptura con lo anterior. Triunfaban las camisas de vivos colores, las gafas grandes, las corbatas anchas y, sobre todo, el pantalón campana. El sexo seguía siendo tabú, sin divorcio y prohibidos los anticonceptivos, pero la presión social era ya casi incontenible. El año anterior, sendas actuaciones de Rocío Jurado y Rosa Morena en TVE habían sembrado el escándalo y apuntado el camino del cine erótico con Nadiuska como gran icono. 'Zorrita Martínez', 'Polvo eres' y 'Yo soy fulana de tal' avanzaban ya la ola del 'destape' que vino a continuación.

La televisión única, aunque ya existiera la dos, constituía el gran pasatiempo nacional. Uno de los mayores éxitos fue 'El hombre y la Tierra', de Félix Rodríguez de la Fuente, pero la conmoción y el pasmo llegaron con el programa 'Directísimo' de José María Íñigo, a través de una especie de mago o ilusionista israelí, Uri Geller, que puso una noche a más de media España a doblar cucharillas con los dedos y a echar andar relojes abandonados con el poder de la mente. Triunfaban entonces series como 'La casa de la pradera', 'Kojak' y los dibujos de 'Heidi' y 'Vickie el vikingo'. Incluso el teatro tenía un ilustre hueco, ahora inexistente, con 'Estudio 1'.

En aquel año, los Reyes Magos tenían todavía mucha ventaja sobre la competencia de Papá Noel. El siete de enero los chavales pudieron disfrutar con Magia Borrás, la amplia gama de los Juegos Reunidos Geyper, los clicks de Famobil (luego Playmobil), las Nancy, los Madelman, el Exin Castillos, Lego o el Scalextric. En el cine, 'Tiburón' hizo que el baño en la playa pareciera menos seguro. La gran triunfadora de los Oscar fue 'Alguien voló sobre el nido del cuco', que se llevó cuatro estatuillas, un excelente film de Milos Forman sobre la locura, con un Jack Nicholson en estado de gracia. Otros cuatro Oscar se llevó 'Barry Lindon' de Stanley Kubrik.

En el parque móvil, también fue un año de renovación. Viejos modelos como el Renault 4, el popular 'cuatro latas' tuvieron su relevo. Su sucesor, el R-5 se convirtió en uno de los mayores éxitos de la historia de la marca francesa. Seat, entre los coches pequeños, pasó del 850 al más moderno y estilizado 127, mientras en los modelos medios el 124 y el 1430 dejaron arrumbado al resistente y pesado 1.500.

El 'nadal' del 75, salvando las distancias, fue Ángel Nieto, campeón del mundo por sexta vez en 50 cc.. El Real Madrid de Juanito, Amancio, Pirri y Santillana, el 'equipo del régimen' para sus detractores, ganó la Liga con doce puntos de ventaja sobre un segundo poco común, el Real Zaragoza, que conocía tiempos de gloria y que en su campo de la Romareda le endosó un humillante 6-1 a los merengues.

Canciones, imágenes, modas y costumbres de una España que empezaba a desperezarse de la cerrazón política y social de la dictadura, llena de incertidumbres y de ansiedades. Todo empezaría a ser distinto a partir de ese año. La sociedad entraría en un torbellino de cambios que la liberarían del corsé autoritario del franquismo y la pondrían en la senda del país que es hoy.