Los vecinos se quejan de los trabajos de reforestación

Comentan los comarcanos que se destruyen viejos caminos y se anegan antiguas fuentes

FÉLIX BARROSO GUTIÉRREZ
Serranías en torno a la alquería de El Gasco. / J. RONCERO PASCUAL/
Serranías en torno a la alquería de El Gasco. / J. RONCERO PASCUAL

A tenor de los comentarios que vienen realizando bastantes vecinos de la comarca de Las Hurdes, parece ser que las tareas que se vienen realizando en la zona, inherentes a repoblación forestal o reforestación de zonas quemadas, están dando que hablar. Si ya hablamos, en su día, de las quejas emitidas por los apicultores, que, al ver arra- sado el sotobosque, tienen que trasladar las colmenas a otros términos; ahora también se escuchan quejas en torno a que ciertos aterrazamientos están destrozando viejos caminos, utilizados, desde remotas épocas, para comunicar diferentes pueblos. O que se están anegando fuentes que, al decir de los comarcanos, prestaron gran servicio de toda la vida.

Alteración

Refieren los vecinos del Valle del Malvellido, en donde se enclavan las alquerías de Martilandrán, La Fragosa y El Gasco, que los trabajos de reforestación han alterado y borrado el camino que comunicaba dicho valle con el pueblo salmantino de Las Vegas del Pajar, a través de las intrincadas sierras de 'Las Corujas'. Añaden que también se ha visto afectada la llamada 'Fuente Fría', que era todo un alivio para los caminantes y para los pastores que atravesaban y andaban por estas fragosas cordilleras.

Se escucha razonadamente que los trabajos de reforestación deberían ser más respe- tuosos con los viejos caminos y las antiguas fuentes, máxime en una comarca donde la práctica del senderismo es uno de sus principales recursos turísticos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos