Hoy

Martínez Acosta. :: j.m. m. p.
Martínez Acosta. :: j.m. m. p.

Martínez Acosta, recibido como un héroe por su ruta ciclista solidaria

  • Cientos de vecinos se congregaron al mediodía del pasado domingo en la plaza de España para recibir a Jorge Martínez Acosta, vecino de Basauri (Vizcaya), que inició una ruta ciclista solidaria de 806 kilómetros

Cientos de vecinos se congregaron al mediodía del pasado domingo en la plaza de España para recibir a Jorge Martínez Acosta, vecino de Basauri (Vizcaya), que inició una ruta ciclista solidaria de 806 kilómetros hasta Alconchel para recaudar fondos a favor del los niños afectados por el cáncer.

En la difusión y organización de esta iniciativa particular, que ha llamado 'En marcha por la vida', también se han implicado ayuntamientos, empresas y entidades como la asociación 'Correcaminos MTB' de Alconchel, que han distribuido huchas para la captación de fondos. El recorrido en solitario lo inició en Basauri el pasado sábado, realizándolo en cuatro etapas y haciendo noche en los municipios de Espinosa de Cerrato (Palencia), Cantalpino (Salamanca) y Cañaveral (Cáceres).

En las ciudades le esperaban cuatro amigos ciclistas de Alconchel, Luis Miguel Díaz 'Fufú', Eduardo M. Duarte 'El Pato', David Campos y Fernando M. Viniegra, que le acompañaron hasta la meta. Al pasar por Olivenza, le recibió también su padre, Ricardo Martínez 'El Brocha', que no quiso desaprovechar la ocasión de acompañar a su hijo en esta gesta montado en su vieja motocicleta Suzuky, sirviendo de avanzadilla y enarbolando una bandera de Extremadura. Sobre las 13.00 horas se vivió un ambiente festivo y expectante en la plaza para recibir a este hombre de 38 años, casado y padre de dos hijos, y que desde pequeño venía a pasar las vacaciones con su familia. Después apareció por el arco de El Terrero precedido de un grupo de niños con bicicletas y algunas motos, pasó de largo para acercarse a hacer una ofrenda floral en el cementerio y volvió a la plaza para ser recibido con honores por las autoridades locales, sus paisanos y amigos. En una breve intervención, Martínez Acosta agradeció el apoyo mostrado y aseguró que esta iniciativa «puede llevarla a cabo cualquiera que apueste por intentar ser mejor persona ayudando a los demás».

Sus padres y hermana, emigrantes retornados hace unos años y afincados en la localidad, sintieron el orgullo y la emoción de ver llegar a Jorge a una meta que va a reportar unos fondos económicos que serán donados a la agrupación 'La Cuadri del Hospi'.