El Valle del Jerte reclama un plan urgente para recuperar su agua

Los ayuntamientos limpiaron sus piscinas en julio. :: d. palma
Los ayuntamientos limpiaron sus piscinas en julio. :: d. palma

Los once municipios demandan una gran balsa en la cabecera del río para garantizar el abastecimiento y reforzar el caudal en verano

Ana B. Hernández
ANA B. HERNÁNDEZ

Las cenizas que llegaron con las tormentas de finales de agosto tiñeron de negro otra vez el agua y el Valle del Jerte dijo adiós al verano. Las piscinas naturales, uno de sus grandes reclamos turísticos, tuvieron que adelantar el fin de la temporada de baño en un verano en el que «durante gran parte del mismo han estado cerradas al uso o han estado en condiciones muy limitadas por su aspecto e imagen», recoge textualmente la carta que el presidente de la Mancomunidad de Municipios del Valle del Jerte, Ernesto Agudíez, ha enviado directamente al presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara.

Una misiva en la que señala que las piscinas que han sufrido este problema son las de Jerte, Cabezuela, Navaconcejo y Casas del Castañar. Una situación que se dio en el inicio del verano, con las tormentas de julio, pero que entonces los ayuntamientos, «con gran esfuerzo, limpiaron en la medida de sus posibilidades y sin contar con el apoyo de nadie; especialmente llamativa fue la falta de colaboración por parte de la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT)».

Pero la situación de las piscinas -hoy el lodo sigue en el río Jerte- no es el único problema del Valle con su agua. «Hemos tenido que abastecer con camiones cisternas los pueblos de El Torno y Barrado, y soportar restricciones en Jerte y Cabrero». Problemas con el agua potable, además de la destinada a las piscinas naturales, que han tenido para esta importante zona turística extremeña graves consecuencias, según Ernesto Agudíez.

Limitación al usuario de un servicio básico como es el agua potable, imagen de la comarca dañada, pésimo servicio al turista, imposibilidad de dar un uso normal a las piscinas que tanta riqueza generan, disminución de las reservas turísticas, caída de los ingresos en el sector de la hostelería, disminución también de la oferta turística y acortamiento de la temporada de baño.

«Son problemas que tenemos y a los que debemos dar solución entre todos para que no se repitan en el futuro o, al menos, minimizarlos lo máximo posible». Y, a juicio de la mancomunidad, es tiempo de iniciar la resolución. Antes del próximo verano.

Por eso, el Valle del Jerte reclama a la Junta la construcción de una gran infraestructura de almacenamiento de agua en la cabecera del río, entre Tornavacas y Jerte, que sirva para abastecimiento y también para garantizar unos caudales mínimos que ayuden a mantener el ecosistema y dar cobertura a las piscinas naturales.

«Para que no se repitan los problemas de este verano», resume Agudíez. También, con el mismo fin, los 11 municipios del Valle piden a Vara que el pantano del Rabanillo, que surte a Barrado, Gargüera, Cabrero, Valdastillas y Casas del Castañar, se limpie de sedimentos y fangos. Y que la balsa que se construye en El Torno- Rebollar se finalice cuanto antes y se agilice su puesta en funcionamiento.

Por último, para lograr no solo que el agua deje de ser un bien escaso en el Jerte, sino que también recupere la pureza perdida, «pedimos a la Junta que ponga en marcha medidas técnicas que eviten que continúen los arrastres de cenizas», que tiñen de negro arroyos, gargantas y piscinas.

Como consecuencia de los dos incendios ocurridos en el último año en el Valle. Medidas que la mancomunidad ya solicitó a la CHT, entidad a la que pidió por carta que limpiara el cauce del río y entidad que también por escrito ha denegado la petición.

Sin embargo, la Junta de Extremadura mantiene que la competencia para resolver el problema es de la confederación y, en el medio, en el cruce de las dos entidades, están los municipios del Valle del Jerte reclamando soluciones para recuperar su agua. «Es un tema serio, ofrecemos colaboración pero necesitamos respuestas; si no, habrá protestas», zanja Ernesto Agudíez.

Fotos

Vídeos