Hoy

El proyecto 'Tutoría entre iguales' combate el acoso escolar con la ayuda de los alumnos

  • De Mérida han participado los institutos Extremadura y Emérita Augusta, que serán los primeros centros de la provincia de Badajoz en aplicar el próximo curso este programa

Que la batalla contra el acoso escolar necesita de la participación de toda la comunidad educativa es algo que nadie duda, pero aún caben menos dudas de lo imprescindible que resulta la implicación del propio colectivo afectado: el alumnado.

Porque es el alumno, precisamente, el protagonista destacado del Programa 'Tutoría entre Iguales (TEI)', incluido en el 'Plan de Actuación en relación con las alteraciones de la convivencia por acoso escolar', y una de las opciones que los centros tienen para prevenir el acoso escolar y mejorar la convivencia en las aulas.

Para ello, este curso la Consejería de Educación ha puesto en marcha una línea formativa sobre este asunto en la convocatoria anual de proyectos en centros escolares y 11 de los más de 90 seleccionados han planteado actuaciones en las que la participación y concienciación del alumnado en tareas de ayuda y tutorización a sus compañeros son el elemento de referencia.

De Mérida han participado los institutos Extremadura y Emérita Augusta, que serán los primeros centros de la provincia de Badajoz en aplicar el próximo curso este programa.

Eulalia Prieto, profesora del instituto Extremadura, ha señalado que 'Tutoría entre Iguales' trata de frenar los conflictos poniendo énfasis en la colaboración del alumnado, para evitar que pueden derivar en posibles casos de acoso. «Se trata de marcar un punto de inflexión en la vida del centro para que la comunidad educativa no consienta comportamientos que supongan daños malintencionados a alumnos en situación de inferioridad», ha explicado.

Para ello, se tiene que contar con la participación «inexcusable» del alumno y por eso se busca enseñarles a reconocer circunstancias «en las que un posible acosador, con el fin de buscar la aprobación de su grupo de clase, veja a otro compañero mientras el resto de alumnos le ríe la falta de empatía o mira hacia otro lado».