Hoy

Cinco proyectos eólicos de los veinte tramitados en la región no siguen adelante

Parque eólico en el noreste de España. Extremadura y Madrid son las únicas regiones donde no hay. :: hoy
Parque eólico en el noreste de España. Extremadura y Madrid son las únicas regiones donde no hay. :: hoy
  • Han recibido informe ambiental desfavorable de la Junta; las obras del parque de Plasencia pueden comenzar a lo largo de 2018

Definitivamente no soplan buenos vientos en Extremadura para los proyectos de energía renovable basados en el viento. La región es junto a la Comunidad de Madrid la única que no tiene ni un solo megavatio producido a través de energía eólica. Ahora ve cómo se quedan en el camino una quinta parte de los proyectos planteados ante la Administración regional. Si en la década pasada llegaron a presentarse hasta 100 parques eólicos en la comunidad extremeña, ahora solo habían comenzado el camino administrativo una veintena. De ese número se caen ahora cinco proyectos. Lo ha confirmado a HOY la Consejería de Economía e Infraestructuras.

En el lado positivo está lo que parece una evidencia. A lo largo del próximo año, en 2018, debería empezar a ser una realidad el primer proyecto eólico ubicado en la región, el de la sierra del Merengue, en el término municipal de Plasencia. Se entiende que para entonces ya estarán todos los permisos disponibles y se podrían iniciar las obras de construcción del parque.

Los cinco proyectos que no siguen no cuentan siquiera con el informe ambiental favorable por parte de la Junta para poder continuar. Considera que no reúnen unos requisitos medioambientales mínimos para contar con su aprobación. Por tanto, su tramitación final positiva es ya imposible.

Los planes que se han frustrado son los que planteaban desarrollarse en los términos municipales de Barcarrota, Nogales, Montemolín, Fuente del Arco, Trasierra y Casas de Reina, todos ellos en la provincia de Badajoz.

Municipios y promotores

En Barcarrota (sierra de Santa María) se presentó uno de 36 megavatios (MW), el tercero de más potencia de la veintena registrados. El que se ideó entre Trasierra y Casas de Reina aparecía con 32 MW y dos de 28 megavatios se habían empezado a tramitar para ubicarse en Montemolín (sierra de San Roque) y Fuente del Arco (sierra del Viento).

El que se encuentra más cerca de hacerse realidad porque es el que está más avanzado administrativamente hablando es el parque eólico en la sierra del Merengue, en el término de Plasencia.

No obstante, aún tiene pendiente de obtener la obligada declaración de impacto ambiental y la también imprescindible autorización administrativa que emiten el Gobierno regional, algo que Vicente Sánchez, presidente del Clúster de la Energía de Extremadura, da por hecho que se concederá sin más problemas.

Ese proyecto contempla la instalación de 15 aerogeneradores y nace con una potencia máxima instalada de 39,9 megavatios. Lo promueve Gas Natural Fenosa Renovables, que indicó en su día una inversión estimada de 37,8 millones de euros.

«En 2018 va a ser una realidad. No tengo dudas. Una buena noticia para el sector de las renovables en general y para Extremadura en particular», agrega Sánchez.

El segundo proyecto más consolidado para tener visos de ejecutarse es el que se pretende poner en marcha en los parajes denominados El Peral y Cuartillos del Peral, ocupando parte de los términos municipales de Brozas y Navas del Madroño, en el noreste cacereño. Su expediente está iniciando la tramitación administrativa.

Es el segundo con más potencia presentado en la región, con 48,3 megavatios generados a través de 23 molinillos. Lo promueve Magtel Renovables Extremadura, que tuvo sede en Mérida aunque su domicilio social está fijado en Córdoba. Magtel tiene experiencia de diez años en el sector de las renovables en España. «La eólica debe ocupar un lugar importante en el mapa energético de nuestro país y de Extremadura», indican desde la empresa. Magtel promueve proyectos de energía eólica con más de 100 MW de potencia asignados entre Andalucía y Extremadura.

Los catorce proyectos restantes de la veintena que habían entrado por ventanilla se encuentran casi en punto muerto. Sus expedientes apenas han avanzado. Se tratan de posibles parques eólicos en Holguera, Valverde del Fresno, Monesterio, Fuente del Maestre, Burguillos del Cerro, Ibahernando, Peraleda del Zaucejo, Monterrubio de la Serena, La Haba, Pinofranqueado, Montánchez y Robledillo de Trujillo.

El de mayor potencia es el ideado entre los términos de Peraleda y Monterrubio. El proyecto se llama Valle de Peraleda y tiene una potencia instalada de 50 megavatios. Su promotor es una empresa con domicilio social en Madrid.

Es muy posible que buena parte de ellos no vean finalmente la luz. «No sólo por la rentabilidad final sino porque a veces no pueden conseguir puntos de conexión, de evacuación de la electricidad producida», señala el presidente del Clúster de la Energía.

Con todo, Vicente Sánchez es ahora más optimista respecto a la instalación de aerogeneradores en Extremadura que hace unos años. «Ya no hay que hacer frente a un impuesto del 8% por producir esa energía aquí ni tampoco está la exigencia desmesurada de crear obligatoriamente determinados puestos de trabajo», finaliza.