Hoy

Condenan al exgerente de la Orquesta de Extremadura a devolver 135.000 euros

Pedro Salguero, exgerente de la Orquesta y el Festival de Mérida. :: HOY
Pedro Salguero, exgerente de la Orquesta y el Festival de Mérida. :: HOY
  • El Tribunal de Cuentas aprecia responsabilidad contable durante su labor al frente del organismo regional entre los años 2010 y 2011

El Tribunal de Cuentas ha condenado a Pedro Manuel Salguero Moreno, exgerente de la Fundación Orquesta de Extremadura, a devolver 135.000 euros a la entidad por el uso injustificado de fondos durante su labor en 2011. La cantidad incluye 111.700 euros de pagos realizados sin factura más 23.300 por los intereses generados hasta la fecha de la sentencia, de finales del pasado año.

Este procedimiento de responsabilidad contable se puso en marcha tras la publicación del informe de fiscalización de la comunidad correspondiente a los ejercicios 2010 y 2011. El Tribunal de Cuentas alertó entonces sobre la existencia de movimientos sin justificar en una cuenta denominada ‘gerente pagos pendientes de aplicación’.

El Gobierno regional, entonces del PP, denunció en 2012 estas irregularidades. A finales de 2015, ya con un nuevo ejecutivo del PSOE, se puso en marcha por estos hechos un procedimiento de reintegro por alcance, que consiste en exigir a los responsables de un descubierto en los fondos públicos que aporten el dinero en cuestión.

La Fundación Orquesta de Extremadura descartó interponer demanda, pero la Fiscalía solicitó que el implicado fuera condenado a devolver la cantidad citada. Su petición ha sido estimada íntegramente. El exgerente no compareció y fue declarado en rebeldía.

Pedro Salguero fue nombrado director gerente de la Fundación Orquesta de Extremadura en octubre de 2010, un cargo que ya ocupaba en el Festival de Mérida.

El Tribunal de Cuentas considera probado que entre el 16 de febrero y el 27 de julio de 2011 dispuso de 111.695,56 euros de la entidad mediante pagos cargados en una cuenta de Caja de Extremadura y en dos ocasiones por caja.

En concreto, figuran trece movimientos. En cinco de ellos aparece como concepto ‘anticipo’ por un importe total de 186.000 euros (por valor de 6.000, 10.000, 20.000, 50.000 y 100.000 euros, respectivamente), aunque también se produjo una devolución de 100.000 euros a principios de junio. En otros seis casos se produjeron traspasos por valores de 600 a 13.000 euros. En cuanto a las salidas por caja, en una ocasión fue de 3.555,56 euros y en otra de 50 euros.

Estos movimientos se realizaron antes de que fuera comunicada al banco la necesidad de que todos los pagos necesitaban también la firma del secretario general de la Consejería de Educación y Cultura. Después del cambio de gobierno en la Junta, se requirió la justificación de estos traspasos realizados sin factura, pero no se recibió ninguna explicación.

Para el Tribunal de Cuentas, la salida de fondos no ha sido justificada por el exgerente, sin que tampoco conste en autos ningún documento que acredite el cumplimiento de prestación alguna o derecho de acreedor que explique su abono, ni prueba ni indicio alguno que evidencie que el dinero se destinara a una finalidad pública o que con posterioridad se haya reintegrado en las cuentas de la Fundación Orquesta de Extremadura.

Una vez determinado que se ha producido un menoscabo en los fondos públicos, se apreció que la responsabilidad recaía sobre Pedro Salguero, ya que se considera probada su intervención directa en su condición de gestor. Asimismo, la sentencia destaca que el exgerente no se ha personado, no ha contestado a la demanda y no ha propuesto ninguna prueba tendente a justificar los hechos o su falta de participación en los mismos.

Además, recuerda que la Ley de Hacienda de Extremadura establece que las autoridades o el personal que realicen actos perjudiciales para las arcas públicas estarán obligados a indemnizar por los daños causados, con independencia de la responsabilidad penal o disciplinaria que les pueda corresponder. Asimismo, esta norma considera como uno de los supuestos que dan lugar a responsabilidad contable, y por tanto a la obligación de indemnizar a la Junta de Extremadura o a sus organismos, el alcance o malversación en la administración de los fondos públicos.

Actuación judicial

La responsabilidad contable es compatible con el enjuiciamiento en vía ordinaria. En este caso, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Mérida también investiga los mismos hechos.

En la actualidad aún está pendiente la celebración de unas pruebas que han sido solicitadas por las partes. El siguiente paso será la apertura de juicio oral.

En caso de que se produzca una condena y se fije la obligación de indemnizar, la responsabilidad civil se considerará ya liquidada mediante el procedimiento que ha llevado el Tribunal de Cuentas.