Hoy

Extremadura perderá casi 66.500 habitantes hasta el 2031, según el INE

Ovejuela, una alquería de las Hurdes, una de la comarcas más afectadas por la despoblación.
Ovejuela, una alquería de las Hurdes, una de la comarcas más afectadas por la despoblación. / HOY
  • Es la quinta comunidad autónoma con el peor saldo vegetativo previsto

Extremadura perderá 66.454 habitantes los próximos 15 años, el 6,1 % de la población, hasta contar con 1.018.736 residentes en el 2031, según las proyecciones del Instituto Nacional de Estadística (INE).

En caso de cumplirse esas estimaciones, Extremadura, que a fecha de 1 de enero de este año tenía 1.085.189 habitantes, sería la sexta región que más población perdería. Además, el saldo vegetativo previsto por cada mil habitantes sería del -51,8 en Extremadura para el período 2016-2030.

Saldo vegetativo de -4.238

El saldo vegetativo pasaría en Extremadura de -2.641 en 2015 a -4.238 en el año 2030 debido a que la diferencia entre nacimientos y defunciones iría aumentando progresivamente por el mayor número de muertes. En este sentido, Extremadura es la quinta comunidad autónoma con el peor saldo vegetativo previsto.

En cuanto a la emigración al extranjero, el saldo en Extremadura sería positivo, del 4,9 en el 2030. Así, variaría de los -836 personas en 2015 a las 479 previstas para el 2030.

Con las actuales tendencias demográficas, España perdería 5,4 millones de habitantes en 50 años, periodo en el que el porcentaje de personas de más de 65 años pasará a representar el 34,6 % de la población frente al 18,7 % actual.

Sólo en los próximos 15 años, hasta 2031, la población se reduciría en 552.245 habitantes, un 1,2%, lo que situaría el total en 45,9 millones en 2031, según el INE.

La reducción de la población será consecuencia del aumento de las defunciones y la disminución de los nacimientos, situación que se acentuará a partir de 2040, dando lugar a una reducción de 8,5 millones de habitantes, un saldo vegetativo negativo que no podrá ser compensado con el saldo migratorio previsto, que será positivo en algo más de tres millones de personas.

Estos datos forman parte de las "Proyecciones de Población 2016-2066" que añaden que en 2066, dentro de cincuenta años, España tendría 41,1 millones de habitantes, un 11,6 % menos que ahora.