Hoy

Las diócesis extremeñas presentan una demanda ordinaria contra la reducción de las clases de religión

Las diócesis presentan una demanda ordinaria contra la reducción de las horas de religión
  • El fallo judicial abre la vía a otro tipo de recursos, en este caso ordinarios, sobre otros aspectos de la Ley de Educación

La Archidiócesis de Mérida-Badajoz valora la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la comunidad (TSJEx) con la que "refrenda la legalidad" de la reducción de horas de religión que se imparte en los institutos extremeños, y a través de una nota de prensa, ha manifestado el acatamiento de la misma.

No obstante, señala que la sentencia del pasado 15 de septiembre y que falla en su contra deja abierto en sus consideraciones el espacio a un recurso contencioso ordinario por vulneración de la legalidad vigente. Por tal motivo y amparados por este argumento de la sentencia, la Archidiócesis ha presentado ante dicho Tribunal una demanda por el procedimiento contencioso ordinario, donde hacen valer serios argumentos en contra de las medidas que ha tomado la Administración autonómica.

Señalan que la asignatura de religión es un derecho constitucionalmente protegido por el art. 27.3, donde se trata del Derecho a la Educación y se garantiza "el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo a sus propias convicciones". Asimismo, esta materia está amparada por los Acuerdos internacionales entre el Estado español y la Santa Sede de 1978, así como por otros Tratados internacionales a los que se ha sumado España.

Argumentan que la asignatura de religión es siempre de libre elección de los padres, pero de obligatoria oferta por parte de la Administración educativa y que la falta de oferta de la misma o su injustificada disminución dificulta el derecho de los padres a dar a sus hijos la educación que desean.

Por otra parte, las diócesis recuerdan que a finales del pasado curso escolar, ante las noticias de una serie de reformas que "afectaban sustancialmente" al número de horas de la clase de religión en ESO y Bachillerato, y al modo de elección de la asignatura, iniciaron un "diálogo" con la Consejería de Educación de la Junta de Extremadura para hacerle "ver" sus "serias objeciones a la reforma que se estaba planteando", y que "se quería aplicar con gran premura".

Tras apuntar que este "diálogo" resultó "del todo infructuoso", han añadido que ante la "dificultad" de obtener de la Consejería de Educación una "revisión" de las medidas previstas y, ante la "urgencia" del momento, pues estaba "a punto" de iniciarse el nuevo curso escolar, las tres diócesis extremeñas decidieron interponer sendos recursos contencioso-administrativos ante el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura "para proteger el derecho de libertad de educación de los padres católicos" de la comunidad.

En todo caso, mantienen que el diálogo es el "medio más idóneo para buscar entre todos un sistema educativo que ayude a construir la persona y que enriquezca así la sociedad".

"Seguimos pensando, no obstante, que el diálogo entre la Administración y todos los agentes educativos, entre los que nos encontramos nosotros por nuestra responsabilidad para con la clase de Religión católica, es el medio más idóneo para buscar entre todos un sistema educativo que ayude a construir la persona, y que enriquezca así nuestra sociedad", concluyen.

Temas