La antigua harinera mantiene su condición de bien cultural

Estado actual de una de las fachadas de la antigua harinera. :: e. d./
Estado actual de una de las fachadas de la antigua harinera. :: e. d.

Se trata de un edificio privado y el Consistorio descarta su compra o actuación en el mismo

ESTRELLA DOMEQUE

El edificio de la harinera mantendrá su condición de Bien de Interés Cultural, tras la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura relativa al concurso contencioso administrativo interpuesto por el grupo Dueñas-Gómez contra la regulación contenida en el Plan General Municipal en relación a las determinaciones urbanísticas que afectan a la parcela de su propiedad, situada en el edificio conocido popularmente como la harinera.

Así se dio a conocer en el apartado de comunicaciones oficiales del pleno celebrado ayer. «El TSJ ha asumido los argumentos del Ayuntamiento y la zona queda como estaba en el antiguo plan, es decir, la harinera fue declarada BIC por parte de la Junta de Extremadura y la sentencia del tribunal mantiene esa calificación», explicó el primer edil dombenitense, José Luis Quintana. Además, añade que la sentencia no se ha recurrido al Tribunal Supremo, por lo que es definitiva.

Cabe recordar que la antigua harinera, propiedad de la familia Dueñas, fue objeto hace varios años de un convenio entre los propietarios y el Ayuntamiento. El acuerdo recogía una permuta por un terreno situado frente a la misma, si bien, nunca llegó a materializarse.

Sin intenciones

«Es un tema del que durante 20 años se ha dado muchísima información al respecto, pero no tenemos ninguna otra intención con ese bien que no sea el que determina su catalogación como bien cultural, que es como ya se definió en su momento», apunta Quintana, que afirma además que el Consistorio no tiene previsto hacer nada, ni tiene interés en la adquisición del edificio, «ahora será la Dirección General de Patrimonio quien determine la conservación del edificio».

Se trata de un edificio construido entre 1890 y 1900, que se encargaba de la producción de harina y del suministro de energía eléctrica en la localidad. Si bien, su deterioro obligó a demoler parte de las instalaciones en 2009 y hoy tan sólo se conserva la nave principal.

Con esta sentencia finalizan los distintos procedimientos abiertos en relación al PGM. Además durante el pleno se aprobó inicialmente la modificación 1/2018 del citado PGM, en este caso en relación a la calle Buenavista sobre la que ya se han iniciado los trámites para mantener el alineado urbanístico que tiene actualmente y que se seguirá en los edificios de nueva construcción.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos