Hoy

Victorino Martín Andrés, Premio Nacional de Tauromaquia 2016

Victorino Martín Andrés, Premio Nacional de Tauromaquia 2016
  • El jurado considera que el veterano ganadero, afincado en Extremadura, merece el galardón por su excepcional temporada e incomparable trayectoria

El ganadero Victorino Martín fue ayer galardonado con el Premio Nacional de Tauromaquia que concede el Ministerio de Educación Cultura y Deporte por la «excepcional temporada desarrollada y por su incomparable trayectoria» a lo largo de más de medio siglo dedicado a la cría y selección del toro bravo.

Más información

El jurado, presidido por José Canal, subsecretario de Educación, Cultura y Deporte, ha remarcado a través de un comunicado que la concesión de este galardón, dotado con 30.000 euros, la única partida económica que concede el gobierno central en materia taurina, representa, en definitiva, «un premio al conjunto de ganaderos de reses bravas de España».

Pero el nombre de Victorino Martín Andrés (Galapagar, Madrid, 1929), cuyas reses han protagonizado una gran temporada, con tres de sus toros indultados en Sevilla, Calasparra (Murcia) e Illescas (Toledo), está asociado a valores como «la emoción, la bravura o la protección del valiosísimo patrimonio ecológico que encierra la Tauromaquia».

El ganadero Victorino Martín García, hijo del galardonado, reconoció ayer sentirse «muy agradecido y emocionado» por la concesión de un premio que viene a reconocer «toda una vida dedicada a una pasión»: la cría del toro de lidia.

En este sentido, aseguró además que «éste es también un galardón al toro y a todos los ganaderos de reses bravas que, con su trabajo, están logrando la conservación de un animal único y genéticamente maravilloso».

Sobre la temporada protagonizada, Victorino Martín, hijo, confesó estar «muy orgulloso» de cómo han ido las cosas, con tres toros indultados y cinco premiados con la vuelta al ruedo, en un año en el que, precisamente, se han cumplido 50 años de la primera corrida lidiada a nombre de Victorino Martín: el 29 de septiembre de 1966 en Calasparra (Murcia). Desde entonces y hasta la actualidad, los denominados toros de la A coronada han ido consagrándose año tras año hasta consolidarse en uno de los referentes más importantes de la cabaña de bravo actual, convirtiéndose en un referente 'torista' admirado de manera extraordinaria por la exigente afición de la plaza de toros de Las Ventas, donde debutó como ganadero en 1969.

Victorino en Las Ventas

Precisamente, en la plaza de Madrid, ha sido donde ha cosechado sus éxitos más rotundos, con hitos históricos como su salida a hombros por la Puerta Grande junto a los diestros actuantes en la conocida como «corrida del siglo» del 1 de junio de 1982 o el indulto de Belador, el 19 de julio de ese mismo año, el único toro al que se le ha perdonado la vida hasta hoy en Las Ventas.

El Premio Nacional de Tauromaquia está destinado a reconocer la labor meritoria de una persona, entidad o institución durante la temporada española de 2016 en el ejercicio de las diferentes actividades y manifestaciones de la tauromaquia.

En anteriores ediciones, este prestigioso premio, instituido en 2011 por la que fuera ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, recayó en el matador de toros Paco Ojeda (2013), el fotógrafo Francisco Cano, Canito, fallecido el pasado mes de julio a los 103 años, y en la Escuela de Tauromaquia Marcial Lalanda de Madrid.

El jurado del Premio Nacional de Tauromaquia ha estado integrado, además, por Javier López-Galiacho, Fernando Galindo, Beatriz Badorrey, Ignacio Lloret, María del Mar Mayoral, Antonio Lorca, Williams Cárdenas, Demetrio Pérez Carretero y José Luis Bote, representante de la entidad premiada en la anterior convocatoria, la Escuela de Tauromaquia de Madrid Marcial Lalanda.

Temas