La Orquesta de Extremadura toca con abrigos en Cáceres por el frío en el Palacio de Congresos

Un momento del gélido concierto de la OEX con Pepe Viyuela. :: c. n./
Un momento del gélido concierto de la OEX con Pepe Viyuela. :: c. n.

Representantes de la formación musical visitan hoy este recinto para solucionar el problema de las corrientes de aire

CRISTINA NÚÑEZ CÁCERES.

La actuación del pasado sábado en el Palacio de Congresos de Cáceres tenía, sobre el cartel, dos protagonistas principales: la Orquesta de Extremadura y el actor Pepe Viyuela, que interpretaron al alimón 'Bestiario de Circo'. Sin embargo un invitado especial se coló en esta cita artística: el frío, que provocó una estampa chocante: una buena parte de los músicos de la orquesta salieron a tocar pertrechados de abrigos, bufandas y gorros. La imagen sorprendió al inicio del concierto, ya que en el patio de butacas sí funcionaba la calefacción y la temperatura era normal. El espectáculo arrancó un cuarto de hora después de la hora prevista y todo transcurría bajo guión: música, poesía, humor. Una propuesta diferente, descarada, políticamente incorrecta por momentos y en muchos instantes cargada de ternura. Pero los grados iban bajando. Algunos músicos que habían dejado sus gabanes en el respaldo de las sillas tiraban de ellos. Otros se ajustaban el gorro y se apretaban la bufanda. En el patio de butacas también se hacían necesarios los abrigos. Una buena parte del público se los puso, o se tapó con ellos, o con pañoletas y bufandas. La sensación térmica era de frío, con corrientes de aire que intensificaban esa sensación. Terminó el concierto con el buen sabor de boca de las palabras de Viyuela reivindicando el circo como lugar de encuentro y recordando la figura de los refugiados y pidiendo más compromiso. Aplauso y cierre, sin alusiones a unas condiciones térmicas que no eran las mejores para el desarrollo del espectáculo.

En la calle, los músicos mostraban en corrillos su incomodidad con la situación vivida. Salvador Ibáñez, presidente del comité de empresa de esta orquesta explicó ayer a este medio que lo de salir con abrigos «no fue un acto reivindicativo», sino una solución a las corrientes de aire que experimentaron en este recinto. «Hacía frío, pero no íbamos a suspender por respeto al público». Con el aparente ánimo de no levantar polvaredas explica que la orquesta se está adaptando «al nuevo espacio», ya que es la primera temporada que tocan en el Palacio de Congresos, antes lo hacían en el Gran Teatro. «Hemos tocado en condiciones óptimas, e incluso un día con calor, pero las últimas actuaciones ha hecho frío». Hoy mismo visitarán el recinto para intentar sellar la concha acústica o buscar otras soluciones que limiten la entrada de frío desde el exterior . Actúan el próximo viernes y quieren que todo salga bien. «Es un lugar muy grande, y había estado cerrado desde el 2 de enero». Este espacio, antes auditorio, fue reabierto en 2011 como Palacio de Congresos tras una inversión de 10 millones de euros. Su director, José Rades, reconoce que el pasado sábado sí fueron más bajas las temperaturas en el interior, pero asegura que la calefacción funcionó sin problemas, «igual que en otras ocasiones». Cita, además, recientes actuaciones como las de Raphael, Ara Malikian o el Mesías Participativo, que fueron llenazo y donde todo discurrió perfectamente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos